Inicio » Autoayuda » Equipo

Adictos al trabajo: ¿Eres uno de ellos? 10 señales que los dejan en evidencia

Estar conectados las 24 horas del día, buscar excusas para no descansar y la nula vida social son algunos de los síntomas de este mal que cada vez afecta a más personas.

Hoy en día no son pocos los que sufren de uno de los males que en nada ayudan al ser humano: la adicción al trabajo. De hecho, cada vez son más los profesionales que se dedican a tratamientos para dicha enfermedad.

Y es que la adicción al trabajo, como todas las adicciones, nunca va a ser algo bueno. Puede que aquello traiga consigo réditos económicos, pero los daños a la salud pueden ser considerables.

Adictos Al Trabajo

Foto: Internet

En esa línea, preocupados por lo común que se ha vuelto la adicción al trabajo, es que en Infobae realizaron una lista de las 10 señales que dejan en evidencia esta enfermedad. Todos consejos entregados por los profesionales Gustavo Bustamante y Gustavo Aquino, psicólogo y sociólogo respectivamente.

1.- Buscar excusas a la hora de descansar: Nunca pueden tomarse las vacaciones, o simplemente no quieren porque para ellos cumplir con el trabajo es más importante. Y si se toman las vacaciones, dos semanas sin hacer nada les parecen eternas.

2.- Los que viven conectados: Nunca dejan de lado el celular. La masificación del internet en los celulares es su peor aliado, ya que están conectados las 24 horas del día “por si pasa algo”. El correo electrónico lo revisan cada cierto tiempo.

3.- Desconexión con el resto de las personas: Primero ellos, segundo ellos y tercero ellos. Sus compromisos laborales son siempre más importantes que un evento familiar o un acto en el colegio de los hijos.

4.- Son incapaces de delegar: Siempre terminan haciendo todo como ellos quieren porque no confían en que otras personas puedan hacer el trabajo bien. Así, se terminan sobrecargando de trabajo y por consecuencia enfermando con el exceso de responsabilidades, por el estrés.

5.- Son los primeros en llegar y los últimos en irse: El horario de trabajo para ellos no existe. Llegan bien temprano a sus puestos de trabajo y el horario de salida está sujeto a una serie de factores que casi siempre terminan por hacer que son los últimos en irse sin molestia alguna.

6.- La vida social no es algo importante: Tiene una casi nula vida social porque para ellos salir a lugares públicos no es atractivo como sí lo es estar en sus casa descansado el tiempo que pueden. Estar en sus casas les permite estar pendientes de lo que sucede en su mundo laboral.

7.- Reacios a convivir tener pareja: En general las personas adictas al trabajo terminan por descuidar a sus parejas. Para ellos su trabajo es tan importante que tener una pareja termina por ser un factor que distrae. Terminan por ser solitarios y también por ser conflictivos.

8.- Están más que convencidos que son exitosos: Todo lo que tocan o todo en lo que intervienen tiene que tener un grado importante de éxito. El éxito es gracias a ellos y el fracaso no existe, es culpa de otras personas.

9.- No tienen amigos: La mayoría de las personas adictas al trabajo cree que en su mundo laboral no tiene amigos, sino que personas aliadas que le pueden servir en un determinado momento. También creen en las personas que intentan hacerlos caer.

10.- No saben decir NO al trabajo: Siguen tres mandamientos que respetan casi de manera ciega aunque ello les cueste la salud: “No digas no a tu jefe”; “no digas no sé” y “nunca digas no puedo”.

Más sobre Autoayuda

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X