Inicio » Autoayuda » Equipo

La Vibración del 6: “Ser o No Ser”

Tiene gran talento, son buenos artistas, buenos diseñadores o buenos músicos, pero poco perseverantes.

Un 6 nunca debería olvidar que el nació para ser un actor, un artista. Es capaz de transformar todo en arte. Es tan sutil que puede transformarse, como un camaleón, en lo que el otro quiere cuando se encuentra en estado de amor: si se enamora de un deportista entonces se vuelve deportista, si es de un músico empieza a averiguar todo lo relacionado con la música que al otro le gusta. Establecen redes muy potentes con la otra persona para ser amados. Como pareja, es leal y súper fiel si está bien aspectado. Es el que se ocupa de ayudar, de estar con el otro, hacerlo sentir cómodo y ayudarlo sin invadirlo. La pareja de un 6 debe ser una persona muy caleidoscópica, muy variada, entretenida, creativa, siempre motivando, dando a entender que el amor de pareja sigue. Los 6 no soportan la rutina ni la estructura.

El 6 es radical para cortar, así como te amó, te olvidó. Muy romántico, cálido, si quiere terminar, tarda una barbaridad. Pero si lo hace y vuelve después de un tiempo a juntarse con esa persona ya no le interesa, no hay resonancia.

Ser pareja de un 6 es de miedo. Te dice: “hoy estoy feliz de amarte y estoy en compromiso contigo” pero es posible que no le dure más de tres meses, pues se angustia mucho ya que tiene un comité mental tan creativo, que lo hace ser un número muy dubitativo.

Números 6

Foto: El Mercurio

El 6 es radical para cortar, así como te amó, te olvidó.

Recomendaciones importantes para los 6: no involucrarse de inmediato con la pareja, no tener sexo inmediatamente, esperar al menos seis meses para que no les vean como “en liquidación” y si van a convivir, esperar al menos dos años, porque seguro va a venir la ex o el ex a dejar en claro que el 6 es un invitado. Nunca te dan el permiso para involucrarte con esas personas.

Miedo al compromiso

Lo que más quiere es tener familia pero tienen mucho miedo al compromiso. Porque los compromisos en la encarnación del 6 son para toda la vida, no se libera nunca de ellos.

Los 6 tienen un desperdicio enorme de talento. Buenos artistas, buenos diseñadores, buenos músicos pero poco perseverantes. Se inscribe en curso y se aburre a los 3 meses,  estudia otra cosa, se cansa y se retira y así sucesivamente. Los cursos alternativos están plagados de 6 pues necesitan nutrirse de una manera tremenda, porque el conocimiento le demuestra a este número que no es tan imperfecto como los otros números le han hecho creer.

El 6 vive en un estado de ansiedad y angustia permanentes y un profundo sentido de inestabilidad. Llega a ser así porque suele venir de una familia bastante disfuncional, criado en un ambiente de inestabilidad y poco tocado y acariciado. Son niños que tienen que hacer cosas para que los toquen.

Tiene el síndrome del rescatador crónico porque cuando pequeño le dijeron que era el “niño perfecto”. Por lo tanto se va adueñando de una serie de responsabilidades que lo van destruyendo. Siente que tiene una dicotomía entre hacerse cargo de la familia o de sí mismo. En psiquiatría el 6 es el prototipo del que llaman “el paciente índice”. Es decir, toda la manada, toda la familia, escoge a un personaje que es el que más talento tiene pero lo debilitan, lo infantilizan y lo hacen de tal manera que ese personaje se transforme en el que oculta los problemas reales de la familia. La manipulación es “no crezcas porque si creces te vas y me abandonas”. Siempre hay alguien que al 6 le va cortando las alas.

La sombra de la duda

Los 6 no generan alianzas para perjudicar a nadie porque como dudan permanentemente nunca tendrán la certeza de que eso sea lo correcto. Es una vibración que no le hace la vida difícil a nadie. No sabe cobrar por su trabajo, vender, ni pedir que le devuelvan el dinero cuando lo presta. Sin embargo, devuelve hasta el último peso siempre. Es un gran avaro con el dinero, no en el sentido de acumularlo, sino que tiene miedo de no tener para cuando le pidan.

Un 6 no evolucionado termina gordo, ansioso, aburrido, en el fondo. Cuando espera ayuda de la familia, no hay nadie, sólo los amigos.

Lo que sana al 6 es la metafísica, las leyes del Kybalion. Cuando el 6 entiende que él está ubicado exclusivamente en el cuerpo emocional, no es mental y, en ningún otro lado, se empieza a sanar. Cuando comprende que su habitación está ubicada en el plexo solar y entiende que lo que vino a desarrollar es su cuerpo emocional exclusivamente, entonces ahí, se sana. La fe sana a los 6 porque es el lenguaje del espíritu.

Ej. Harold Mayne-Nicholls, Iván Zamorano, Marcelo Ríos, Joaquín Lavín, “Gato” Alquinta, Leonor Varela, Sergio Lagos, Diego Portales, Bernardo O’Higgins, Pablo Neruda, Albert Einstein, Sinéad O’Connor, Stevie Wonder, Bruce Willis, Charlie Sheen, Chick Corea, Christopher Reeve, Francis Ford Coppola, Robert de Niro, Jude Law, Edward Norton, Salma Hayek, Milla Jovovich, George W. Bush, Richard Nixon, Kate Bush, John Lennon, Michael Jackson, Christopher Walken, Meryl Streep, Eduardo VIII de Inglaterra, J. R. R. Tolkien, Jackson Pollock, Friedrich Nietzsche, Nelson Rockefeller, Helena Blavatsky, Silvio Rodríguez, Evo Morales.

Más sobre Autoayuda

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X