Inicio » Autoayuda » Equipo

Los números de Japón

La sincronía de las fechas y plazos que aparecen en esta ocasión son llamativas y una revisión permite establecer conexiones que es necesario para entender lo ocurrido y también lo que viene.

Con fecha 16 de Marzo del 2011 y cinco días después del sismo y posterior tsunami, el Emperador Akihito habló ante los japoneses en el primer mensaje por televisión en sus 22 años de reinado. Fue para infundirles ánimo, valor y pedirles que se ayuden unos a otros y así superar la mayor crisis que el Imperio del Sol Naciente ha sufrido tras la derrota en la Segunda Guerra Mundial.

No deja de ser curiosa la sincronía de las fechas y plazos que aparecen en esta ocasión, pues numerológicamente los 22 años se reducen a un 4 que es la vibración del Emperador, el cual se dirige a la población 5 días después de la tragedia y esta vibración es sinónimo de enfrentar la vida con dolor, carencia y dificultades. Es decir Akihito, después de haberse mantenido en silencio público televisivo durante todo su reinado, sólo aparece, “desciende” de su Olimpo, de su templo para, en una vibración de dolor, acercarse a su pueblo.

Números de Japón

Foto: El Mercurio

Llama la atención la sincronía de las fechas y una revisión de éstas permite establecer conexiones para entender lo sucedido.

La fuerza incontenible del 9

El terremoto de Japón fue en un día 11/3/2011, es decir, en un día en que se produce una fuerte desestabilización de la estructura y se genera un tremendo dolor (5, suma del día y mes) para un país muy estructurado dirigido por un Emperador (4) dejando ese evento una herencia, un legado, un recordatorio (5+4=9) de tristeza para ese país y para la Humanidad. Lamentablemente, esa vibración del 9 implica que nadie los puede contener, sólo ellos pueden solucionar el tema. De hecho el lugar donde se encuentra la planta nuclear se llama Fukushima, una palabra de 9 letras, es decir la misma vibración de que nada externo lo puede contener, por lo que lamentablemente parece ser que el reactor podría explotar con las terribles consecuencias para el mundo, un legado que se pudo evitar habiendo utilizado alguna de las múltiples formas de energía disponibles.

El camino de vida (suma de 9+4=13, es decir un 4) de ese día reafirma que el Emperador sólo baja de su Olimpo para acercarse a su pueblo a partir de una tragedia. ¿No será acaso una señal del Universo para decirle a los otros “Emperadores” que deberían dejar sus templos y conectarse con sus pares en igualdad de condiciones? ¿Qué vendrá después, la familia real Británica y su Imperio?

Además hay que recordar que este evento lamentable para la Humanidad ocurre en un mes 3, esa vibración implica que se esconden secretos, se sabe que hay problemas, pero no se habla de ellos, se oculta la verdad y se privilegia la imagen.

Por otra parte, la fecha en que Akihito habló ante su pueblo (16/3/2011) se lee como sigue: Un líder (1) de ascendencia divina (7) conocido como emperador (4), en solitario entrega un mensaje al pueblo sumido en el dolor (5) dejando como legado (9) que ese día y sólo para tragedias, el Emperador se hace presente.

En el caso de Chile para el terremoto del año pasado, la fecha del 27/2/2010 se reduce a esto: 9/2/3 (día/mes/año) y da 11 al sumar día (9) y mes (2) y el total sería 14 (5). Por lo que la lectura de ese día sería, que en un momento en que nadie nos puede contener salvo nosotros mismos (9), ocurre un fuerte evento de desestabilización o desestructuración del medio (11), que genera un tremendo dolor en el sistema establecido (5). Ese día, como camino de vida (8), hizo que nos uniéramos como una gran familia, nos transformamos en un clan muy unido bajo el liderazgo en ese momento, de la Presidenta Bachelet.

El desafío que viene

Numerológicamente es posible mediante un exhaustivo análisis determinar los posibles próximos escenarios tanto para Chile como para Japón y tal vez para Haití, curiosamente 3 países que tienen nombres de 5 letras, lo que se puede leer como estructuras sometidas a eventos de dolor permanente. Siguiendo ese patrón ¿Qué se podría proyectar ahora? ¿Hawai, Corea, China, India?

En fin, un panorama que sólo superaremos si logramos cambiar nuestro estilo de vida, un cambio de corazón, trayendo paz y conciencia en cada acto de nuestros días. Un llamado a la responsabilidad con el planeta, que aunque tarde, no es más que un acto de responsabilidad con nosotros mismos.

Más sobre Autoayuda

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X