Inicio » Autoayuda » Equipo

Positividad vs negatividad, adónde nos lleva cada una

El secreto está en la relación mutua que se establece entre las personas de un equipo, en que cada uno es capaz de escuchar y resonar con el otro, para conseguir con esto un aporte mayor.

Para aquellos que piensan que la actitud positiva y fraternal entre los seres humanos está radicada más en los ámbitos de la religión o lo esotérico, hay nuevas noticias. Cada día surgen más herramientas que están demostrando la importancia de estos factores y de la felicidad en la salud de las organizaciones y en el desarrollo de la sociedad.

Uno de los aportes más importantes en esta área es la del chileno Marcial Losada. Sicólogo de profesión, es reconocido a nivel mundial por su aporte al estudio científico de las conductas humanas, en particular al trabajo en equipo.

La importancia de los actos positivos

Positividad negatividad

Foto: Agencias

Intrigado por los secretos que escondían los equipos de alto rendimiento, Losada hizo uno de sus hallazgos más relevantes en el tema de la conectividad. En un fenómeno que él denomina con la palabra latina “nexus”, lo describe como la relación mutua que se establece entre las personas de un equipo, en que cada uno es capaz de escuchar y resonar con el otro, para conseguir con esto un aporte mayor (algo que puede interpretarse como el todo es más que la suma de las partes).

Es en suma, la integración del tú y el yo en un nosotros, que permite establecer un diálogo productivo y permanente.

Apasionado por las matemáticas, el científico chileno desarrolló un modelo que permite medir la relación que existe entre la conectividad y los actos del lenguaje (verbal y no verbal) positivos y negativos que se pueden medir en el equipo. A través de éste es posible determinar cuáles equipos “florecen” y cuáles “languidecen”. Así en los equipos de alto rendimiento es  posible encontrar una tasa mayor de emociones positivas que surgen de los actos comunicacionales positivos. Estos generan nuevas posibilidades y abren a la organización hacia lo desconocido (una ecuación inusual caótica que Losada llama complexor).

Las consecuencias de la negatividad

Por el contrario, las emociones negativas, provocadas por actos comunicacionales negativos, como el sarcasmo o la crítica destructiva, generan miedo y restringen las interacciones, llevando al equipo a un punto muerto. Existe un punto intermedio, en que el equipo se mueve en lo conocido y por lo tanto, no existe innovación ni ganas de aventurarse hacia nuevas soluciones.

¿Puede haber actos negativos en un equipo de alto rendimiento? La respuesta es sí. El requisito es que estos deben ser constructivos de manera que permitan modificar conductas o errores.  Si no existieran, el equipo tendería hacia la autoindulgencia, que impediría el mejoramiento.

Losada incorpora otras variables, relacionadas con la polaridad de indagación y persuasión interna y externa. La primera está referida a los miembros del equipo, mientras la segunda a agentes externos a éste. Los equipos de alto rendimiento, son capaces de mantener en equilibrio esta ecuación, pues en la medida en que se desbalancea, puede verse arrastrado a un escenario de entrampamiento.

Subir el campo vibracional

En esto la positividad o negatividad del equipo tiene directa influencia: a una tasa alta de positividad, mayor equilibrio en la polaridad de indagación y persuasión interna y externa. Esto genera un círculo virtuoso, donde los individuos al sentirse nutridos emocionalmente, son más felices y se comprometen genuinamente con la organización.

Losada se apoya en los estudios del doctor Richard Davidson, que investigó el cerebro de los monjes tibetanos y da un paso más: relaciona la tasa de actos positivos y negativos con una determinada frecuencia vibracional. Las alta tasa de emociones positivas impulsa al cerebro hacia una frecuencia gamma, que activa la creatividad y la intuición, dos cualidades que definitivamente, marcan la diferencia.

Más sobre Autoayuda

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X