Inicio » Autos »

Conociendo los límites del automóvil en el autódromo de Vizcachas: Seguridad y control del vehículo

Un curso de manejo deportivo guarda muchas sorpresas que están lejos de nuestra imaginación.

Guía de: Autos

El único autódromo que ha existido en la Región Metropolitana, es aún un lugar que guarda emociones. Vizcachas o Autódromo Sergio Santander, es conocido ahora por “CMA” (Centro de Manejo Avanzado), donde aún corren sueños de pilotos mezclados con recuerdos de increíbles duelos deportivos.

Pero en realidad el objetivo del CMA no es rememorar los recuerdos de Vizcachas, sino más bien entrenar a conductores bajo situaciones de presión. Tuve la gran oportunidad de participar de uno de los cursos impartidos en agosto, y fuera de que el manejo deportivo es de mi gusto, pude comprobar que es una increíble oportunidad para aprender realmente a controlar un automóvil bajo casi cualquier situación.

21013865_1439923262711732_3004017279378686675_o

No es secreto que muchos accidentes terminan mal por la falta de conocimiento de los conductores, la pérdida de control y algunas situaciones extremas, pues están totalmente fuera de la práctica de casi todos al volante. Dominar bien un automóvil no es sólo aprender a girar en una esquina sin cometer errores, tampoco es poder sacar el auto en primera marcha sin detenerse, es aprender a conocer los límites del mismo, su balanceo y lo que puede suceder bajo ciertas reacciones.

Los avanzados instructores del CMA presentan una clase teórica que te interioriza sobre conceptos básicos en el balance de un automóvil, haciendo hincapié en la distribución de pesos y cómo utilizarlos en nuestro beneficio. Luego de la teoría se pasa a la práctica con ejercicios de control de frenado, donde se aprende cuánto realmente puede frenar tu automóvil. En esta oportunidad se entiende que la presión del pedal varía con la toma de temperatura, y a su vez, la distancia que toma para detenerse también lo hace. En este punto también se aprende que el frenado puede beneficiar la estabilidad al tomar una curva, algo que generalmente nadie aprende en un curso común de conducción.

21083287_1439936382710420_6821107913627367860_o

Dentro de la prueba práctica, también se prueba en “slalom”, donde se pone bajo evaluación el balance total del automóvil y cómo mantener a raya el “descontrol” que se puede vivir en una situación extrema, como esquivar a un peatón.

Probablemente la última parte es la más reveladora, donde se pone a prueba el automóvil sobre el recorrido libre del autódromo de 1.600 metros de largo. Al margen de aprender pilotaje deportivo, los instructores del CMA se adaptan a lo que uno busca de sus capacidades y del automóvil, presentándose como una oportunidad para avanzar en las técnicas cotidianas de manejo. Estos conceptos pueden hacer parecer que la idea es acercarse al manejo deportivo, pero no… la idea es aprender a manejar con seguridad y conocer los límites propios y del automóvil, temas que cuando aparecen por primera vez, nos asustan tanto como para no tener idea de qué hacer al respecto.

Este tipo de experiencias se las recomiendo a cualquier persona con la intención de controlar su seguridad al volante, e incluso para quienes quieren perder el miedo a la conducción, pues los límites del automóvil siempre están más lejos de lo que uno cree.

21015873_1439923912711667_4589981471753621995_o

21014024_1439924009378324_8023058404730037131_o(1)

Más sobre Autos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X