Inicio » Autos » Equipo

Corvette, listo para venderse en Chile

Manejamos este modelo de leyenda en Estados Unidos, como antesala al comienzo de las ventas oficiales del mismo en Chile. Los primeros ejemplares se entragarán a sus clientes en mayo.

A continuación una prueba que probablemente despierte más de alguna envidia. Está bien, somos humanos y a veces es inevitable sentir tal sentimiento cuando se tiene la ocasión de manejar uno de los más famosos autos deportivos del mundo: el Corvette.

Corvette

Foto: General Motors

Las primeros Corvette se entregarán en mayo a quienes los hayan reservado.

El escenario fueron las calles y alrededores de Los Ángeles, y el motivo, el comienzo de la comercialización del modelo en Chile. Es la primera vez que esto ocurre, pues los pocos Corvette que hay circulando en nuestro país fueron importados directamente. Ahora, General Motors Chile ya está recibiendo pedidos para que los primeros ejemplares se entreguen en mayo. Veinte autos es la meta para 2011.

Con ellos, Chevrolet pretende mejorar la imagen de la marca cautivando al público con un modelo de leyenda y demostrando que “hay algo de Corvette en cada auto de la marca”, según sus ejecutivos, en referencia a que elementos estéticos del Corvette servirán de inspiración para el resto de la gama global de la estadounidense.

El modelo que se mostró en el Salón de Santiago y que ahora probamos en California no es nuevo. Fue presentado en 2005, de manera que ya una nueva generación se encuentra en desarrollo; no obstante, aún quedan algunos años para la actual, que es la sexta desde que se lanzara por primera vez en 1953.

Habrá tres versiones en Chile: Coupé (US$73.990) con motor de 6,2 litros, 430 HP y caja de cambios manual de 6 marchas; Grand Sport (US$85.990), con el mismo motor anterior, pero con 436 HP y caja de cambios automática; y Z06 (US$104.990), con motor de 7 litros, 505 HP y transmisión manual.

El estilo del Corvette combina las líneas clásicas y la expresividad de un diseño inconfundiblemente deportivo. Los Grand Sport y Z06 incluyen una toma de aire delante del capó y grandes extractores de aire (o “agallas”) situadas detrás de las ruedas delanteras, aunque en el caso de este último son de mayores dimensiones.

Sin importar la versión, es claro que este vehículo está diseñado más para las altas prestaciones que para la conducción cotidiana. Aún así, es un auto que se puede abordar fácilmente y es simple encontrar una buena posición de manejo, pero especialmente las versiones con caja manual con un embrague al que hay que acostumbrarse y una caja que desata las furias del motor en cuanto se toca el acelerador, la conducción puede llegar a ser  agotadora en circunstancias de tránsito denso. Con la caja automática y menos salvajismo en la propulsión, las cosas son mucho más llevaderas.

El motor del Z06 es el V8 LS7 de 7,0 litros, que alcanza 505 CV a 6.300 rpm y 637 Nm de par a 4.800 rpm. Esto da como resultado una aceleración de 0-100 km/h en primera en 3,9 segundos, velocidades del orden de 140 km/h en segunda y una velocidad máxima de 320 km/h (que sólo apuntamos acá como referencia, ya que no lo probamos).

En este caso, hay una excesiva transmisión de calor desde el túnel de la transmisión al habitáculo, al punto que objetos que se guarden en el pequeño compartimiento central se calientan mucho. Este efecto no fue percibido en la versión Grand Sport.

En este último caso, los rendimientos del motor de 6,2 litros son también muy elevados gracias a sus 575 Nm de par. Además, posee un techo desprendible a modo Targa, de forma que sustituye la necesidad de importar el convertible. En todo caso, GM Chile puede traerlo a pedido.

Todas las versiones, sin embargo, se basan en los tradicionales puntos fuertes de la filosofía general de diseño de Corvette, con su estructura central de bajo peso, uso de materiales compuestos, túnel central cerrado, transmisión trasera, etcétera. Estas características se combinan con la estructura de carrocería rígida de aluminio, neumáticos y frenos de altas prestaciones.

Corvette

Foto: General Motors

Habrá tres versiones en Chile: Coupé, Grand Sport y Z06.

La configuración para Chile de los Corvette incluye suspensiones con Magnetic Ride Control, un sistema activo que emplea magnetización de partículas matálicas en un fluido para variar la rigidez de los amortiguadores.

En materia de seguridad, el ABS, junto con el control de tracción y la conducción activa, forman tres sistemas de control dinámico de chasis que funcionan conjuntamente para proporcionar un gran nivel de seguridad en una conducción ágil.

Los controles de estabilidad comparten sensores para el ángulo de dirección, la velocidad de las ruedas, la aceleración y la deceleración en cualquier dirección, aunque a diferencia de otros sistemas más intrusivos, el equipo de Corvette ha desarrollado una filosofía de calibrado que trabaja con los conductores cuando conducen a alta velocidad, en lugar de ir en su contra.

Como consecuencia, incluso con todos estos sistemas activados, el Corvette mantiene un grado de agresividad notable y permite al conductor jugar bastante si le apetece.

Más sobre Autos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X