Inicio » Autos » Equipo

El desarrollo de autos eléctricos según Ford

La marca del óvalo trabaja con ahínco en el desarrollo de tecnologías sustentables en la claridad de que se trata de apuestas de muy largo plazo.
Ford Focus celda de combustible

Foto: Leonardo Mellado

Este es el Ford Focus eléctrico. Usa oxidación de hidrógeno para producir electricidad.

No importa qué de qué exhibición se trata ni dónde se haga, en todas, el común de denominador es el discurso ambiental. Y más allá del discurso, muchas marcas están desarrollando plataformas tecnológicas que buscan poner sobre ruedas las ideas sobre cómo debe ser un auto de bajas emisiones.

Ford no sólo no es una excepción, sino que a la luz de lo visto en sus predios de prueba de Dearborn, cerca de Detroit, la marca de óvalo tiene todo un arsenal de modelos que podrían ser una respuesta a las necesidades ambientales futuras.

Había autos eléctricos de toda índole, incluyendo un Escape híbrido enchufable y un Focus a celda de combustible que lleva muchos miles de kilómetros recorridos desde 2003. ¿Pero qué significa esto? Semejante abanico de modelos podría significar que Ford no sabe realmente para dónde se orientarán los dados de las exigencias de movilidad futura.

De hecho, es todo lo contrario. Este despliegue aparentemente disperso de tecnologías forma parte de una estrategia planificada de desarrollo de productos, inserta a su vez en un conjunto de políticas de sustentabilidad ambiental.

Ford Transit eléctrico

Foto: Ford

El Transit es una opción para reparto urbano de emisiones cero.

Según John Viera, director de Sustentabilidad y Política Ambiental de Ford, la idea es que Ford sea capaz de ofrecer respuestas en todos los campos de desarrollo de propulsión alternativa. Viera señala que el mismo concepto de plataformas globales de la marca exige que un modelo como el Focus pueda eventualmente ser ofrecido en versiones a gasolina, diésel, etanol, eléctrico, a gas natural o a hidrógeno.

De esa forma, explica Viera, se trata de responder con el auto correcto en el mercado correcto.

Futuro eléctrico

No obstante, para Viera el futuro a largo plazo es eléctrico. Claro, si el “pequeño” problema de los altos  precios de estos autos puede ser solucionado.

Señala el experto que hay básicamente dos modos de hacer que estos autos sean accesibles a todos: el primero es reducir los costos de producción, cosa en la que está trabajando la industria. El otro es que el precio de los combustibles fósiles sea inconveniente respecto de la electricidad.

Transit taxi

Foto: Ford

También el Transit eléctrico tiene una versión taxi.

Viera es partidario de generar una “señal de precio de la gasolina”, que permita alentar el consumo de autos eléctricos como alternativa.

Esta opción seguramente no dejará contentos a los consumidores de muchos países, incluyendo a los del nuestro, pero es evidente que se trata de decisiones que eventualmente habrá que tomar.  En este punto parece curioso que el petróleo parezca ser tan abundante que la simple regla de su escasez, tan cacareada hace décadas, no baste para producir esa “señal de precio”.

En fin, si bien Viera ve un futuro electrizante y electrificado, lo cierto es que según él eso no va a pasar luego. En diez años, dice, habrá una proporción considerable de autos de emisiones cero, pero todavía la enorme mayoría del parque consistirá de autos a combustión interna. La razón es que a este tipo de motores le queda aún un largo camino de evolución en el que opciones como los biocombustibles, el gas natural, el gas licuado y otros aparecerán con mayor abundancia y menos emisiones. De hecho, incluso los motores diésel y a gasolina todavía experimentarán mejoras sustanciales en términos de eficiencia.

El ejecutivo de Ford ve recién en torno a 2050 un escenario diferente. Para entonces, nos cuenta, la mayoría de los autos serán eléctricos y, mejor todavía, serán abastecidos con fuentes que a su vez serán compatibles con el medio ambiente. Esta última es una cuestión crucial, porque poco se saca con que los autos sean inocuos con la naturaleza si la electricidad se produce en centrales térmicas a petróleo o carbón, como hoy sucede con buena parte de la electricidad de Estados Unidos.

Más sobre Autos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X