Inicio » Autos » Equipo

El esnobismo de los SUV

La llegada de algunos modelos station wagon y monovolúmenes podría opacar el crecimiento de los todoterrenos.
Hummer

Foto: Hummer

El epítome de los 4x4, el Hummer H2. Muy rara vez se usan así.

Cada vez que me toca visitar el viejo continente, siempre me pregunto por qué en Chile sentimos una fascinación acérrima por los 4×4 o como dirían los norteamericanos, SUV, siglas de Sport Utility Vehicle.

A modo de ejemplo, en Alemania, el reinado de los vehículos familiares está liderado absolutamente por los station wagon. Si analizamos, fríamente, las razones son más que lógicas: por su tamaño, son más fáciles de estacionar; en cuanto a consumo de combustible son más económicas, y en cuanto a capacidad de cargar, son casi superiores.

Entonces,  ¿Qué hizo que el mercado de las SUV creciera de una forma tan importante en los últimos 10 años? Para algunos “expertos” el motivo radica en la baja del impuesto al lujo, y otra serie de factores que personalmente considero “excusas sociales”. Lo cierto es que el mercado de los todoterreno ha crecido por factores sociológicos absolutamente errados y snobistas. Vamos por partes:

Opel

Foto: Opel

Los station wagon son una opción familiar más racional.

En primer lugar, el SUV nos permite tener un campo visual más elevado  al del vehículo normal, poniéndonos en una posición superior. Esto brinda cierta sensación de poder y seguridad. Además, erróneamente estamos convencidos que entre más metal nos rodee (masa) estaremos más protegidos. Está comprobado que más que importar la cantidad de metal que posea el auto, lo relevante es la calidad del mismo.  De hecho, si el SUV posee gran cantidad de metal, pero de mala calidad, más que protección los que nos estará brindando es una posible trampa mortal.

Otro de los factores que argumentan quienes optan por adquirir un SUV es la capacidad off-road del vehículo. Hoy en día, muchos de los station wagons  cuentan con sistema de tracción a las cuatro ruedas que les permite sortear sin ningún problema nieve o terrenos arenosos. Además, seamos honestos… ¿Cuantas personas de las que usted conoce, que posea un 4×4, tiene campo o suele ir frecuentemente a un lugar a hacer uso de las cualidades de un todo terreno?

Lincoln Navigator

Foto: Lincoln

Los SUV de gran tamaño tampoco son fáciles de estacionar.

Finalmente, está el factor imagen deportividad versus imagen “auto familiar”. El 4×4 denota una imagen deportiva, ruda, casi de algo extremo, de éxito. Por otro lado, el station muestra una imagen de “auto de mamá”, de niños, de supermercado y poca potencia.

En la ciudad un station wagon posee prestaciones mucho más ágiles y deportivas que un SUV. A ello debemos sumar que los nuevos diseños de estos vehículos cada día son más vanguardistas y deportivos, dejando de lado el concepto de “auto de mamá”.

Si bien es cierto que algunos de estos modelos hoy son llamados monovolúmenes, lo importante es que quienes siguen las tendencias europeas cada día prefieren más estos modelos que los 4×4.

En todo caso, si bien es cierto que “en gustos no hay nada escrito”, la lógica debería hacer sentir su peso en los próximos años.

Más sobre Autos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X