Inicio » Autos »

Fiat 125: Un clásico de nuestra historia

Fue parte de nuestra historia, figura de nuestra cultura e ícono en muchos países por sus avances y capacidades. Hoy es un clásico que recorre nuestras calles rememorando grandes historias.

Guía de: Autos

El Fiat 125 pertenece a una época en que la evolución técnica de la marca italiana, iba a la par con sus hermanas de la compañía (Alfa Romeo, Lancia y en cierto modo Ferrari). Sus participaciones en competencias internacionales lograban innovaciones que pronto se reflejaban en modelos de calle.

Así sucedió con el corazón de este clásico. Su motor fue diseñado por Aurelio Lampredi, quien también diseñó una serie de motores para Ferrari, Alfa Romeo y Lancia. Al ser lanzado, la campaña publicitaria lo llamaba “bialbero”, que en términos sencillos significaba que incorporaba doble eje de leva, una importante pieza del motor que en esos años casi la totalidad de los motores incorporaba sólo uno y casi sólo los motores de alta competición incorporaban dos o más, dependiendo de la arquitectura del motor.

Fiat 125

Foto: La Segunda

En Chile, el Fiat 125 se importó por grandes cantidades y se hizo muy popular durante el gobierno de Salvador Allende

Con 1600 cc lograba entre 90 y 110 hp entre su versión base y la más equipada (llamada Special), potencia que sólo se ve el día de hoy con esa cilindrada. Sus prestaciones, sin arreglos, podían hacerlo llegar a los 200 km/h, que apesar de no ser datos oficiales, fueron comprobados por muchos usuarios.

También incorporó una caja de 5 marchas en su versión italiana, cuando eran normales las cajas de 3 o 4 marchas. Los frenos de disco en las 4 ruedas eran una novedad absoluta en su segmento, lo que incluso en nuestros días no es fácil de encontrar.

Todas estas características, sumadas a su estándar interior, confirmaban la incorporación de tecnología únicamente reservada para automóviles deportivos y de lujo. A pesar de que en su época  el Fiat 125 no era un auto barato, abrió la posibilidad de que más personas accedieran a un automóvil de gran calidad. Vidrios tinteados, aire acondicionado, tacómetro, carburador de dos bocas, son sólo algunas características que se distribuian en sus diferentes versiones.

Sus deportivas características rápidamente lo hicieron acreedor de trofeos en distintas partes del mundo, en competencias de velocidad en pista y rally.

El Fiat 125 se fabricó en Italia y Argentina con su base de modelo original, sumando a España y Polonia bajo la marca Seat y Polonés respectivamente (licenciados por Fiat, pero no con la misma mecánica). Posteriormente se fabricó en Rusia por Lada con la misma licencia, y su estructura se utilizó hasta entrados los años 90 en modelos de la marca rusa.

Afamados diseñadores hicieron sus propias visiones con este modelo, como Vignale, Pininfarina, Bertone y Zagato, los que “jugaron” principalmente con la versión Cupé Sport del 125. El modelo también se fabricó con carrocería Station familiar, Cupé y pick up.

En Chile, el Fiat 125 se importó por grandes cantidades y se hizo muy popular durante el gobierno de Salvador Allende, donde se utilizó para movilizar a la guardia presidencial, se potenciaron con kits importados desde Italia y diseñados por la marca Abarth. Muchas personas recuerdan los Fiat 125 por verlos pasar a gran velocidad, hasta el día de hoy son casi una leyenda en la cultura tuerca chilena.

En Italia se fabricó desde 1967 hasta 1972 y en Argentina hasta 1982 en diferentes versiones. Su sucesor, el 131 fue famoso a nivel mundial, obteniendo campeonatos mundiales de Rally.

Más sobre Autos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X