Inicio » Autos »

Hidrógeno: El combustible del futuro en los autos

En la búsqueda de nuevas tecnologías y un reemplazante del “oro negro” hay varias posibilidades para seguir energizando nuestros vehículos. Una de las más atractivas es el hidrógeno.

Guía de: Autos

El hidrógeno es un gas presente en grandes cantidades en nuestro planeta y además en el espacio. Posee propiedades bastante interesantes en lo que a generación de energía se refiere. Frente a otras alternativas, este gas parece ser el más atractivo de todos, es el que menos impacto ambiental produce, más bien su impacto es cero al ser utilizado para generar energía. En cualquiera de las formas que se utilice, sólo produce vapor de agua.

Una de las formas más comunes para utilizarlo, es a través de celdas de combustible. Dichas celdas funcionan oxidando el hidrógeno  por una placa que conduce la energía de este proceso a baterías que almacenan energía eléctrica. Al terminar el proceso de producción de energía a través de la placa, lo que se expulsa es simplemente agua. Este proceso produce energía eléctrica de manera constante pero uno de los temas que más complica a los desarrolladores es la temperatura que genera y la eficiencia de las celdas, que aún es bastante baja.

El Combustible del Futuro

Foto: EFE

Todo indica que el hidrógeno será el combustible que se ocupará en los autos.

La segunda forma explorada actualmente es a través del tradicional motor a pistones. BMW ha experimentado ampliamente con esta solución que en términos generales es prácticamente igual a la utilizada en los motores de 4 tiempos actuales. El enlace entre el hidrógeno y el oxígeno para producir agua, necesita de altas temperaturas y presiones para generarse, condiciones que pueden darse fácilmente dentro de una cámara de combustión. En el proceso normal se genera una mezcla entre hidrógeno gaseoso y oxígeno los que son llevados a la cámara de compresión, el pistón al bajar absorbe la mezcla y al subir la comprime, en su punto cúlmine una chispa ayuda a la generación de vapor de agua que será lanzado a la atmósfera. Dicho proceso de producción de vapor de agua genera presiones y temperaturas muy superiores a las generadas por la combustión de gasolina común, la reacción es muchas veces más violenta.

Dichas condiciones exigen materiales de aleaciones fuertes y elementos fabricados con altos grados de precisión, estas características provocan que el motor sea de alto costo.

En fín, cualquiera de las dos soluciones mencionadas no producen impactos ambientales directamente, el problema se genera al momento de producir y transportar el hidrógeno para ser distribuido entre usuarios. La mayor fuente de hidrógeno de nuestro planeta es el agua, que contiene grandes concentraciones de dicho elemento. Su extracción se genera principalmente con electrólisis, un proceso en el que se somete al agua a grandes cargas de energía eléctrica, proceso que separa al hidrógeno del oxígeno. Éstas cargas deben ser generadas de alguna forma, forma que actualmente produce muchas toneladas de CO2. El proceso de generación es de alto costo, pero no imposible de implementar.

El segundo problema viene cuando el hidrógeno necesita ser transportado, esto puede ocurrir de dos formas, la primera es en estado gaseoso, estado que necesita un alto nivel de concentración para llegar a ser similar a la gasolina actual. El hidrógeno es volátil y a grandes presiones es muy peligroso y sensible a golpes.

La segunda forma de transporte es en forma líquida. El hidrógeno puede adquirir este estado pero a temperaturas excesivamente bajas, por debajo de los 200ºC, por lo que un derrame de hidrógeno líquido o un accidente podría ser fatal.

Con las dos características anteriores el hidrógeno necesita de una nueva y avanzada infraestructura para su implementación, la que con la economía actual y los intereses a nivel mundial se ve muy difícil de lograr. Con mucho dinero y disposición podría lograrse al fin el uso del hidrógeno como combustible, pero aún su desarrollo es prematuro además de sus formas de producción y transporte.

Ésta es tal vez la mejor solución a futuro, mejor para nuestro medioambiente.

Más sobre Autos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X