Inicio » Autos » Equipo

Salón de Detroit: Principales novedades

Entre los modelos presentados por primera vez en el Salón de Detroit, destacan los de las marcas estadounidenses.

Hay dos conclusiones claras tras lo observado en el NAIAS (North American International Auto Show), conocido como el Salón de Detroit, de este año.

Chevrolet Aveo

Foto: Chevrolet

El nuevo Aveo de Chevrolet.

La primera es que la abundancia de modelos de propulsión alternativa: eléctricos, híbridos, a vela o lo que sea, son tantos que ya no son noticia. Noticia sería que hubiese una marca que no estuviera desarrollando alguno.

La segunda, es que la alicaída y quejumbrosa industria automotriz estadounidense parece que está viendo el final del túnel; lo que no significa que esta edición del Salón de Detroit, la ciudad motor, haya sido particularmente brillante.

Las estrellas ya no son las camionetas full size y los muscle cars, sino los automóviles pequeños y compactos, de los que los estadounidenses se reían hasta hace algunos años. Justicia divina, como diría Julio Martínez: el consumo masivo de combustibles fósiles derivado del histórico bajo precio de la gasolina en Estados Unidos no podía sostenerse impunemente. Y tuvo que ser una crisis económica lo que trajo a tierra a los consumidores estadounidenses.

Falta que una vez recuperados de ella, no vuelvan a los V8. Ya lo veremos.

Los tres grandes fabricantes estadounidenses de vehículos achicaron sus automóviles, algo que no hubiesen podido realizar con sus propias fuerzas. Para ello, buscaron ayuda en Europa y en Asia. Ford fue la empresa que más evidentemente se valió del Viejo Mundo. El fabricante más exitoso de Detroit ni siquiera intenta ocultar el origen de su estrella en la muestra.

Con la nueva generación del Focus, para mi gusto la novedad más llamativa de este NAIAS, y del pequeño Fiesta, quedan en primer plano dos automóviles europeos, que además cuentan con mucha tecnología made in Germany. El mismísimo presidente de la compañía, Bill Ford señaló que este puede ser el año de los autos pequeños. Si un tipo con ese apellido lo dice, habrá que pensar que es cierto.

En tanto, en los vehículos expuestos en Detroit por su rival General Motors (GM), que se salvó por un pelo de la quiebra y está en medio de la reestructuración más grande de la historia de la empresa, hay que mirar más detenidamente para encontrar inspiraciones tomadas de Opel y de Daewoo. De la primera, hay una serie de modelos que emplean plataformas alemanas, mientras que de la segunda destaca el nuevo Chevrolet Aveo, modelo que apetecerá también a muchos chilenos si es que es lanzado acá (cruzo los dedos).La automotriz más pequeña y más débil de las tres grandes automotrices de Estados Unidos, Chrysler, tuvo que buscar ayuda fuera del grupo para poder seguir en la cresta de la nueva ola.

Chrysler, que en el pasado pertenecía a Daimler, se apoyó en los hombros de la italiana Fiat, que no digamos que es considerada como una empresa de lo más firme. “Este será un año muy difícil”, dijo Sergio Marcchione, máximo ejecutivo de la italiana a los medios allá en Detroit.

Ford Focus

Foto: Ford

La nueva versión del Ford Focus.

Sin embargo, no existen dudas acerca del know-how que posee Fiat en todo lo que es pequeño, motorizado y con cuatro ruedas. Los primeros modelos de desarrollo conjunto están previstos para fines de 2011 o comienzos de 2012. Hasta entonces, Chrysler parece que se tendrá que arreglar con modelos como el Delta, originalmente Lancia, pero que en Detroit apareció con la etiqueta de la marca americana. Apareció como conceptual, pero nunca tuvo tan poco sentido el término, toda vez que el Delta es un auto que se vende hace un buen rato en Europa (lo probé en Italia en 2008).

En todo caso, no puede caber duda que eso debilita aún más la posición de Chrysler, pero la conciencia de que el año pasado muchos clientes se hayan volcado hacia modelos más pequeños y de consumo reducido, es una señal incuestionable.

Las marcas no estadounidenses se tomaron las cosas con mucha calma en este NAIAS: Audi, por ejemplo, continúa desarrollando su conceptual eléctrico e-tron (así, con minúsculas), esta vez alejándose del diseño cercano al R8 que le vimos en Frankfurt y Los Ángeles.

Mercedes-Benz presentó la variante convertible de la Clase E (un E350), que llegaría para reemplazar al CLK Cabrio y sacarle el lujo a la hermosa carrocería de esta Clase, recientemente renovada.

Finalmente, hay que destacar al Volkswagen New Concept Coupé o simplemente NCC. Es un cupé híbrido al que muchos graciosos del sector ya bautizaron como “el Audi A5 de los pobres”. Sin sumarme a aquellos (por muy divertida que me parezca la adjetivación), lo interesante es que VW sigue desarrollando modelos de diseño muy simple, pero muy acertado.

Parece ser que una eventual versión de producción podría tardar al menos dos años, lo que parece un exceso si se considera que si VW quisiera, podría vender el Scirocco en Estados Unidos mañana.

Más sobre Autos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X