Inicio » Belleza »

¿Cómo eliminar los puntos negros? Recetas caseras para lograrlo

Como alternativa a los productos cosméticos, algunos recomiendan recetas caseras, sencillas y efectivas para la limpieza profunda.

Guía de: Belleza

Los puntos negros aparecen por la acumulación de grasa y suciedad en los poros de la piel. Una buena limpieza facial diaria y mascarillas especiales son la clave para mantener el rostro libre de impurezas.

Como alternativa a los productos cosméticos, existen recetas caseras, sencillas y efectivas para la limpieza profunda y la remoción de puntos negros y excesos de grasa en zonas como la nariz, la frente y el mentón.

puntos negros

Foto: vivirsalud.imujer.com

Máscara con gelatina sin sabor y leche

La gurú de los video-tutoriales Michelle Phan enseña una mascarilla práctica que se consigue se la siguiente manera: se coloca una cucharada de leche en un recipiente y se le añade a ésta una cucharada de gelatina sin sabor (en ese orden, sino la gelatina no se disuelve). Se mezcla y se logra una pasta. Hecho eso, se coloca el recipiente en el microondas y se calienta por diez segundos. Ya está lista la máscara.

Con un pincel o brocha en desuso se va colocando en la nariz  y zonas que se quieran limpiar. Se deja secar durante unos diez minutos y luego se retira manualmente, como si se quitara pegamento adherido a la piel. Se puede terminar colocando una crema nutritiva, ya que, como los poros están limpios, absorben mejor.

Máscara con clara de huevo

El primer paso es tomar un huevo y separar en dos recipientes la clara de la yema. Se bate ligeramente la clara con un tenedor durante unos segundos, hasta que forma burbujas. Se humedece el rostro con agua tibia o caliente para abrir los poros y luego se aplica la clara de huevo. Hecho esto, se toma un pañuelo desechable y se separa para que quede una sola hoja bien fina. Se corta en pedazos y se coloca en las zonas con mascarilla. Esperar a que seque y quitar el papel de abajo hacia arriba.

Para terminar, se puede aprovechar la yema. Se coloca sobre el rostro y se la deja secar. Sabrás que está lista cuando sientas la piel tensa. Tu cara, además de limpia, quedará fresca, luminosa y tonificada.

Luego de realizar cualquiera de las dos máscaras, habrás conseguido eliminar los puntos negros y nutrir la piel. Ya sea luego de colocar la crema o la yema de huevo, puedes pasar rápidamente un hielo por el rostro para contraer los poros y concluir así este tratamiento facial natural.

Más sobre Belleza

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X