Inicio » Belleza »

Exfoliante casero con aceite de oliva y miel: Aprende cómo hacerlo

Esta preparación sirve tanto para pieles secas como grasas.

Guía de: Belleza

Una piel libre de impurezas e hidratada es la clave para que el rostro luzca fresco, joven y radiante. Michelle Phan, reconocida videoblogger de belleza, ofrece una receta para fabricar una mascarilla eficaz y súper sencilla. Aquí te la acercamos.

Esta preparación sirve tanto para pieles secas como grasas. El azúcar limpia impurezas mientras que la miel y el aceite hidratan. No temas usar aceite, ya que por el tamaño de sus moléculas, no es absorbido por la piel. Se recomienda aplicarla por la noche.

Exfoliante Casero Aceite de Oliva

Foto: Internet

Ingredientes:

- 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

- 2 cucharadas de miel

- ½ taza de azúcar granulada

Si los productos son orgánicos, mucho mejor. Consejo: mide primero el aceite y, con la misma cuchara, mide la miel; de esta forma la miel se desprenderá con facilidad.

Preparación y aplicación:

Coloca los ingredientes en un pequeño contenedor plástico con tapa y mézclalos hasta obtener una pasta blanda. Con el rostro limpio y libre de maquillaje, coloca la mascarilla, evitando aplicarla en el área de los ojos. Deja actuar un minuto y lava la cara con agua tibia.

Si tienes piel sensible, puedes realizar esta exfoliación una vez por semana. En caso de tener piel grasa, aplícala como máximo dos veces por semana.

Importante: la preparación dura aproximadamente un mes, pero no la guardes en el refrigerador porque se solidifica.

Más sobre Belleza

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X