Inicio » Belleza »

La “Doctora Cemento”: Inyectaba el producto en los glúteos de sus pacientes

El negocio se complicó cuando, obviamente, el “tratamiento” empezó a traer inconvenientes en la salud de diversas mujeres.

Guía de: Belleza

En Miami, allá por 2011, Oneal Ron Morris, de 30 años y mujer gracias a un cambio de sexo, empezó a presentarse como médica y ofrecer rellenos corporales inyectables, realizados con una mezcla de cemento, pegamento y aceites minerales.

doctora cemento

Foto: Agencias

En medio de la moda de tener glúteos grandes, la falsa doctora, conocida en Estados Unidos como la “Doctora Cemento” desde que el caso se hizo público, ofrecía aplicar esta fórmula por 700 dólares, cuando el costo real de mercado de una cirugía estética de glúteos es de entre 10 mil  y 15 mil dólares.

Pero el negocio se complicó cuando el “tratamiento” empezó a traer inconvenientes en la salud de diversas mujeres. Tras una denuncia formal en noviembre del 2011, comenzó la investigación y finalmente la semana pasada Morris fue condenada a un año de prisión, declarándose culpable por “práctica ilegal de la medicina”.

Pero esto no es todo. Una mujer (cuyo testimonio no pudo formar parte de este proceso por pertenecer a otro estado) habría fallecido por las inyecciones de la falsa doctora. Un nuevo caso judicial que Morris deberá enfrentar y que, probablemente, le depare algo más que un año tras las rejas.

Si todo esto resulta increíble, más bizarro es aún saber que la falsa médica, también inyectó cemento en su propio cuerpo: en sus glúteos, su cadera y su cara.

La búsqueda de la perfección corporal puede llegar a límites insospechados. Y lo dramático se da cuando a esta necesidad se suma el oportunismo perverso sin límites éticos.

Más sobre Belleza

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X