Inicio » Belleza »

Las consecuencias de comer mal: ¿Se pueden compensar con ejercicio físico?

Un reciente estudio analizó la relación entre la calidad de la dieta y el nivel de actividad física.

Guía de: Belleza

Son muchos los casos de personas con sobrepeso que cambiaron su vida empezando a entrenar y cambiando su dieta. Al mismo tiempo, cuándo se les pregunta a los famosos cómo hacen para estar en forma, la respuesta es alimentación saludable y ejercicios.

Tanto celebridades como anónimos coinciden, por su experiencia, en que lo que se come va de la mano de hacer actividad física, tanto si se busca adelgazar, mantener un peso saludable o llevar una buena calidad de vida.

Pero, ¿qué pasa si solo se cambia una de estas variables? ¿Se puede seguir una mala dieta y compensar esto con entrenamiento? Una reciente investigación de la Universidad de Sídney responde a este interrogante.

comer mal ejercicio

Las conclusiones fueron publicadas en el “British Journal of Sports Medicine” y revelaron que quienes hacían un alto nivel de ejercicios y también seguían una alimentación de alta calidad, el riesgo de mortalidad por cualquier causa se reducía en un 17%.

¿Qué es una dieta de alta calidad? Según los investigadores, incluye cinco raciones de frutas y verduras por día, dos raciones de pescado a la semana y una baja ingesta de carnes rojas, sobre todo de carne roja procesada (por ejemplo, hamburguesas, salchichas y embutidos).

Lee también: Dietas que no funcionan: Las peores opciones para adelgazar, según los expertos

“Algunas personas pueden pensar que podrían compensar los impactos de una dieta pobre con altos niveles de ejercicio o compensar los impactos de una baja actividad física con una dieta de alta calidad, pero los datos muestran que, desafortunadamente, este no es el caso”, explicó la profesora Melody Ding.

Joe Van Buskirk, coautor del estudio, agrega que “seguir una dieta de calidad y realizar suficiente actividad física es importante para reducir de forma óptima el riesgo de muerte por todas las causas, las enfermedades cardiovasculares y los cánceres”.

Lee también: Hombre bajó 70 kilos y no solo mejoró su salud: Ahora parece otra persona

Muchas personas que han cambiado sus hábitos tras alcanzar niveles de obesidad mórbida han revelado que una de las razones fueron complicaciones en su salud, como el desarrollo de diabetes y problemas para caminar.

Si bien mala alimentación y falta de ejercicio pueden derivar en obesidad, no siempre es el caso. Hace un tiempo, una joven australiana fue noticia por transformar su cuerpo sumando calorías y carbohidratos a su dieta. El entrenamiento, cuando no va de la mano de los nutrintes adecuados, también atenta contra la calidad de vida.

Sigue leyendo: Mujer que iba al gimnasio y no veía resultados ahora es modelo fitness: Mira cómo lo logró

Más sobre Belleza

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios