Inicio » Belleza »

Modelo mostró la verdad tras las redes sociales: Vidas falsas, poses mentirosas y mucho engaño

Essena O’Neill borró todas sus fotos de Instagram y las reeditó para mostrar la falsedad de las vidas perfectas que muchos publican en las redes sociales.

Guía de: Belleza

Las redes sociales llegaron para quedarse. Algunos las critican, otros creen que son maravillosas; pero como todo, depende del uso. Usarlas para buscar trabajo, difundir productos y conectar con gente puede ser útil. Pero hay algo de lo que es difícil escapar: la imagen que se proyecta. Casi todos queremos lucir fantásticos y alegres, para que así nos vean.

Pero como se dice, nadie es tan bello como en su foto de perfil ni la vida es tan perfecta como en las redes sociales. Es tan simple como que nadie suele publicar una foto en la que salió mal.

Esto es lo que la modelo australiana Essena O’Neill de 18 años decidió dejar en evidencia. Con más de 700.000 seguidores en su cuenta de Instagram, la joven se dio cuenta que pese a eso, se sentía infeliz, porque detrás de cada foto perfecta, había un lado B que nadie conocía. Dejar que los números de likes y seguidores la definieran la hicieron sentir vacía.

Para romper con esto, tomó una medida drástica: borró más de 2.000 fotos y subió varias reeditadas con la verdad detrás de cada una. Aquí te compartimos algunas:

“No es la vida real – tomamos más de 100 en poses similares tratando de hacer que mi estómago luciera bien. Difícilmente habré comido ese día. Le hubiera gritado a mi pequeña hermana que siga tomando fotos hasta que de algún modo me sentí orgullosa de esta.” 

anti-social-media-lets-be-game-changers-essena-oneill-2

 

“Tenía acné aquí, esto es un montón de maquillaje. Estaba sonriendo porque pensé que lucía bien. La felicidad basada en la estética asxifiará tu potencial aquí en la tierra.”

essena-oneill-3

 

“La única cosa que me hizo sentir bien ese día fue esta foto. Es profundamente deprimente. Tener un cuerpo tonificado no es todo lo que nosotros, como humanos, somos capaces de conseguir”.

essena oneill

 

“Me pagaron $400 para postear este vestido. Eso fue cuando tenía unos 150.000 seguidores. Con medio millón de seguidores, sé que muchas marcas de venta online (con mucho presupuesto) pagan más de $2000 por posteo. No hay nada de malo en aceptar negocios con marcas. Solo creo que debería saberse. Esta foto no tiene sustancia, no era de manufactura ética (yo era ignorante al respecto en ese entonces). LAS REDES SOCIALES NO SON REALES  en este punto. Sé consciente de lo que promociona la gente, pregúntate a ti mismo, ¿cuál es la intención detrás de la foto?”

essena oneill fotos

“Por favor que les guste esta foto, me puse maquillaje, ricé mi cabello, vestido ajustado, joyería grande e incómoda… Tomé unas 50 fotos hasta que obtuve una que pensé que podía gustarles, luego edité esta selfie por años y con varias aplicaciones – solo para sentir cierta aprobación social de ustedes. NO HAY NADA REAL SOBRE ESTO”

essena oneill instagram

 

Finalmente, Essena O’Neill subió un video a YouTube en el que cuenta que desde los 12 vive para las redes sociales, buscando esa aceptación falsa, dejando que un número la defina. Señala que un día se dio cuenta que pese a su “éxito”, se sentía tan desdichada ahora, a los 18, como cuando tenía 12 años.

En este video, que afirma que será el último que subirá, la modelo se muestra desgarrada al contar a cámara lo que siente: “Pasé de los 12 a los 16 deseando ser esa persona perfecta online. Y después me pasé de los 16 a los 18 probándome a mí misma en las redes sociales, perfeccionándome. Y todo lo que hacía era para demostrar que era esa persona perfecta. (…) Hice todo lo que pude para intentar demostrarle al mundo que yo era importante, bella y simpática… ¿pero eso es la vida?“.

Más sobre Belleza

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X