Inicio » Belleza »

Rossy de Palma: El ícono de la belleza diferente

Rossy de Palma se convirtió en la antítesis de la producción de belleza en masa: su rostro es diferente, inconfundible.

Guía de: Belleza

Española, actriz, ex chica Almodóvar. Y modelo: esa veta que cualquiera que ve a Rossy de Palma la encontraría improbable. Primero, el prejuicio y la comparación: Rossy solo tiene de las modelos que vemos en las revistas la altura de 1,72 m. Todo lo demás, es diferencia. Un rostro asimétrico, una nariz prominente, una sonrisa por la que las marcas de dentífricos no se pelearían.

Cualquier búsqueda en Google asocia las palabras “Rossy de Palma” con el adjetivo “fea”, pero también la relacionan con “hot”. ¿Fea y hot? ¿Cómo es que la actriz de rasgos casi cubistas logró convertirse en la imagen de marcas como Gap, Jean Paul Gaultier, Christian Louboutin, Louis Vuitton y Rouge?

La belleza de la diferencia

En un mundo de mujeres famosas calcadas las unas de las otras gracias a rinoplastias, colágeno, rellenos faciales y liftings, Rossy de Palma se convirtió en la antítesis de la producción de belleza en masa: su rostro es diferente, inconfundible. Es única, como todos, pero ha hecho de esto una marca registrada. En una entrevista brindada recientemente al diario argentino La Nación, la actriz afirma: “A mí no me molestaba la nariz, el problema era de los otros. Uno tiene el derecho de ser uno mismo. Soy yo, ¿y qué pasa? Y te plantas.”. Así lo hizo, se plantó y se convirtió en ícono.

Seguridad y autoestima, el secreto de ser bella

Además de rasgos dignos de un cuadro de Picasso, la española se para en el mundo con una confianza absoluta en sí misma. Amor propio, en el buen sentido, es quererse y ser uno, sin más. “Cuando iba al colegio me decían de todo por la nariz. Pero nunca lo sufrí, porque aprendí que no puedes hacer las cosas por los otros.”, afirmó en marzo de este año a la revista Para Ti. El tema de su belleza parece ser cita obligada en cada reportaje, pero de Palma lo tiene bien claro, según confesó al diario El País de España: “Yo soy una guapa fea a una fea guapa, depende del consumidor.”

Amante de la moda, el diseño y el arte, no reniega del poder de un buen maquillaje: “¡Lo que te ayuda una raya en el ojo, hija mía! O un pestañón, como se decía en las pelis de Pedro. Que no nos quiten eso.”, dijo a La Nación.

Rossy de Palma es un vendaval de personalidad, una apasionada del arte y la vida, y es también la mujer que desafiando estereotipos definió su propia belleza.

Rossi de Palma

Foto: Rouge

Rossi de Palma

Foto: Rouge

Rossi de Palma

Foto: Rouge

Rossi de Palma

Foto: Louis Vuitton

Rossi de Palma

Foto: ElMundo.es

Rossi de Palma

Foto: GAP vía @rossydpalma

Rossi de Palma

Foto: Gtres

Más sobre Belleza

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X