¿Cómo será recordado Felipe Camiroaga?

El fallecido animador Felipe Camiroaga dio muestras de ser una figura transversal que se proyecta muy profundo en el corazón chileno, más allá del trágico final de su vida.

Guía de: Celebridades

Mario Rodríguez, aporte para Celebridades

Hace un tiempo, si alguien hubiera preguntado quién era Felipe Camiroaga, se le habría respondido que era un exitoso y carismático animador de la televisión chilena.

Pero después de ocurridos los trágicos sucesos de Juan Fernández, donde además del propio animador fallecieron otras 20 personas –entre ellos el empresario social Felipe Cubillos y el periodista Roberto Bruce-, la respuesta no sería tan obvia ni sencilla.

Felipe Camiroaga

Foto: Agencias

Felipe Camiroaga será recordado como un gigante televisivo capaz de unir a un país entero.

Más complejo todavía es responder a la pregunta sobre su legado: ¿Cómo será recordado Felipe Camiroaga?

Y junto con esta interrogante, otras preguntas que podrían ayudar a contestarla: ¿Cómo definir a Camiroaga después de su muerte? ¿Cómo darle una justa dimensión que recoja todo el pesar que ha provocado su partida? ¿Cómo presentar a una figura televisiva que es capaz de reunir en sí misma muestras de afecto que van mucho más allá de lo esperable?

Porque si algo quedó claro luego de la muerte de Felipe Camiroaga –cuyos restos mortales fueron identificados luego de pericias médicas- es que será recordado como una persona capaz de generar enormes consensos y de elevarse en forma póstuma a la condición de un  fenómeno transversal, un gigante televisivo capaz de unir a todo un país en torno a su recuerdo.

Muchos de sus seguidores abrigaron por días la esperanza de verlo vivo y a través de cadenas de oración y otras manifestaciones masivas intentaron negar algo que nadie quería reconocer: que Camiroaga descansaba es paz luego de su último viaje.

Pero no fueron sólo sus seguidores en la televisión los que en estos días lo han ensalzado y dan una idea respecto de cómo será recordado. La ex Presidenta Michelle Bachelet se refirió a él como un hombre justo. El ex Presidente Eduardo Frei recordó sus conversaciones con Camiroaga elogiándolo, y no hubo político que no apareciera despidiendo y celebrando su legado.

Dentro de los múltiples homenajes que se le rindieron, uno particularmente emotivo fue la unión, en un mismo estudio, de los conductores de los principales matinales de la televisión chilena. Allí, tomados de las manos, con lágrimas espontáneas y, según dijeron, olvidando la batalla diaria por el rating, mostraron cuánto querían y admiraban a Camiroaga, y adelantaron con su gesto el gran espacio vacío que deja el animador y su estilo, lleno de carisma y empatía con la audiencia.

En un país carente de grandes referentes a los que recordar y sufrir, Felipe Camiroaga surge después de muerto como una figura transversal, querida, admirada, recordada e incluso venerada por miles de personas. Baste ver la procesión de miles de seguidores en el frontis de TVN, su casa televisiva, en la que los recuerdos al malogrado animador iban desde velas hasta posters, retratos hechos a mano, animitas y cartulinas manuscritas para aferrarse a su recuerdo una vez que se descartó que estuviera con vida.

Tan potente es su figura, que hoy nadie desconocería que cambió la agenda del país, que pasó de masivas movilizaciones de los estudiantes y reclamos provenientes de los más variados sectores, a un recogimiento generalizado que en muchos casos se tradujo en una suerte de desesperanza nacional por la tragedia ocurrida.

¿Cómo se vivirá el luto televisivo que dejó Camiroaga? ¿Hasta dónde seguirá creciendo su figura? ¿Cómo se llenará el vacío de miles y miles de hogares que lo acogían día a día en el matinal de TVN? El tiempo, que pasa rápido y sin descansos, ayudará a responder algunas de estas interrogantes, aunque algunas de ellas ya están empezando a ser contestadas y a armar sin cuestionamientos la idea de que Camiroaga era un fenómeno, uno gigante, transversal y masivo, uno del que Chile podía y podrá enorgullerse. Porque aún cuando ya no esté físicamente con nosotros, muchos lo han sentido, incluso después de muerto, más cerca que nunca.

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X