Alicia Silverstone: La niña empujada por su padre a roles inapropiados y que terminó sufriendo un doloroso bullying

La actriz de aquellos videoclips de Aerosmith disfruta hoy de su imagen tranquila, tras una tumultuosa adolescencia.

Guía de: Celebridades

Alicia-silverstone-regreso-peliculas-bulliyng-peso-780x470

Esa America profunda que luce tan distinta de la imagen que los EEUU pretenden difundir fue cruel con ella. Cuando tenía apenas 8 años, el padre de Alicia Silverstone la fotografió en bikini y gateando sobre el borde una pileta. El hombre intentaba hacer famosa a su hija pequeña y vivir de la fortuna que ella generara. ¿Que no sería el único caso de espantosa paternidad? Seguro, pero en todo caso, fue una demostración gratuita de demasiado realismo para aquella joven.

Alicia destestaba trabajar de modelo. Su padre entregaba aquellas imágenes a productores con lascivas referencias. Eran otros tiempos y el dinero fácil recayó sobre el hombre, que ubicó a su hija en un thriller erótico cuando ella tenía apenas 14 años, “Veneno en la piel”. El gran público conoció temprano a Silverstone, que continuó eso rol apenas cumplida la mayoría de edad.

Mira también: Los inolvidable videoclips de Alicia Silverstone; rock y belleza, unidos

Los video supersensuales de Aerosmith la catapultaron a la fama mundial como una femme fatal demasiado joven, la primera “estrella surgida de MTV. Allí los productores de “Ni idea” la escogieron para el papel principal. Durante unos años Alicia fue la actriz mimada de la industria, con una mezcla de ingenuidad y un costado latente. Eran tiempos donde productores y prensa se explayaban en términos que no podrían hacer hoy, casi cosificando a la mujer: “Proyecta una enorme sexualidad, pero no es consciente de ello. Así que no resulta amenazadora. A los chicos les gusta, a las chicas también”.

El artículo que sostenía su histórica portada para RollingStone era más feo todavía: “Alicia Silverstone es una gatita de 18 años con la que muchos hombres quieren tener sexo”. El Entertainment Weekly iba en la misma saga: “Sus labios brillan como dos gajos de mandarina. Te recuerda a la animadora de tu instituto, esa con la que nunca te atreviste a hablar”.

2829a_med

Alicia se hizo multimillonaria con apenas 18 años y Hollywood le daba cuanto quería. La muchacha fue el puente entre las femme de los 80s (Kim Bassinger, Sharon Stone) y las chicas del teen pop. Pero de pronto todo cambió. Y quizá fue bueno que así ocurriera.

Alguien señaló en un medio que Alicia lucía regordeta y la idea se “viralizó”; algo que no existía en aquellos años. El hecho había ocurrido en los Oscar de 1996. Todos comenzaron a burlarse en los medios. Lo mismo: no existían las nociones de bullying. “Claramente ha engordado 12 kilos. Fue una tortura ver a la nerviosa adolescente embutida en metros de tela que claramente llevaba para disimular su amplia figura. Se dice que el director de Batman y Robin le ha pedido que baje de 59 kilos a 47 para entrar en el traje de Batgirl. Silverstone está recibiendo una lección precoz en la crudeza de Hollywood”.

maxresdefault

Aquella película demostró todo lo que está mal en Hollywood, donde Alicia fue la única que no hizo mal su trabajo. El pésimo concepto artístico del director Joel Schumacher arrastró a la joven y al mismísimo George Cloney al borde del ridículo. El film cerró aquella saga que brillantemente había inaugurado Tim Burton a puro talento.

Los medios comenzaron a llamarla FatGirl, en vez de Batgirl. El Entertainment aseguró que más que una baby, parecía Babe, el cerdito valiente. El mundo cayó con furia y locura sobre ella. Los fotógrafos le gritaban “puta!” en las apariciones públicas y los entrevistadores se burlaban preguntándole sobre su talla de ropa interior, una demencia.

El tiempo pasó. Toda aquella locura quedó atrás y Alicia recompuso su carrera. De enseñanza le quedaron aquellas crueldades de las que es capaz el mundillo del espectáculo. A días de estrenar “Sister of the groom” por Netflix, la mujer disfruta de sus presente, haciendo divertir a millones de fans. De aquellos críticos, nadie sabe nada; se los tragó el olvido.

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios