Brad Pitt vuelve a ser acechado por el fantasma de la infidelidad: Su nueva pareja era casada cuando la conoció

Quien sería la nueva pareja del galán está casada, pero su matrimonio es "abierto"

Guía de: Celebridades

img_etrias_20200827-110159_imagenes_lv_terceros_captura_de_pantalla_2020-08-27_a_les_110125-kfFC-U483107063235VGD-992x558@LaVanguardia-Web

Si hacia comienzos de semana la que sería la nueva relación sentimental de Brad Pitt copó los medios de todo el planeta, hacía final de ésta una nueva información viene a poner todo de cabeza. Pon atención, eh, porque lo que leerás no es algo que se encuentra todos los días, incluso en estos tiempos tan modernos que corren. ¿Sábes dónde conoció Brad a Nicole Poturalski? En el restaurant de su, ejemp, esposo. Sí. La novia de Brad está casada. ¡Qué gente moderna!

No. No estamos hablando de oriente. Ni de un jeque. Ni de un harén. Todo esto ocurre en pleno occidente, entre un galán de Hollywood y una modelo alemana. Lo llamativo de la relación se suma al ya más aceptado distanciamiento generacional: Brad tiene 56 años y ella, 27. Pero seamos sinceros: la diferencia de edad es más común en nuestros países a salir con la esposa de alguien.

Parece de película, ¿cierto? De thriller erótico de esos donde todos se hacen los modernos y al final terminan mal. Paremos la imaginación. Aquí nadie debe salir herido ni nada por el estilo. La info fue publicada por el DailyMail, que cuenta que Brad conoció a Nicole en agosto del año pasado, cenando en el restaurant Borchardt, propiedad de Roland Mary, de 68 años.

Pitt escoge ese sitio para comer desde 2009, cuando rodó Bastardos sin gloria. Por aquel entonces su actual novia tenía 16 años y, por supuesto, todavía no era la esposa de Roland. Luego las cosas se precipitaron y todo terminó en la exentricidad.

“Roland es un tipo muy filosófico”, dijo una fuente al MailOnline, “ha estado casado cinco veces y si bien aún está en matrimonio con Nicole, lo suyo es un matrimonio de pluma”. En este punto las informaciones parecen contradecirse un poco: “Un matrimonio de pluma” suena a que la pareja está disuelta y no se ha tomado el trabajo de legalizarlo. “Un matrimonio abierto” suena a que la pareja está casada y aún así se permiten esas peculiaridades. ¿Cómo será el asunto, al final de todo?

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios