El genial mensaje de Kel Calderón en tiempos duros: Apeló a la solidaridad y el amor

La influencer más seguida del país tuvo un brillante momento en tiempos de cuarenta obligada

Guía de: Celebridades

kel-f5f728619b8eb48e64d5036d1f0497f0-1200x800-1024x683

Kel Calderón, años atrás solamente “a hija de”, es una de las caras más influyentes de la juventud en este Chile 2020 que avanza a los tumbos hacia un incierto futuro. Kel, hija de conocidas caras, jamás se refugió en la comodidad de su posición. En plenas protestas sociales se hizo del justo reclamo de las mayorías, marcando los errores y los aciertos de las marchas.

Y ahora que todo aquello fue desplazado por una catástrofe natural, Kel vuelve a tomar su lugar de influencer moderna. En tiempos donde la responsabilidad y solidaridad para con el tercero valen oro, la traveler (eso deberá esperar a que pase la crisis) volvió a pensar en término de comunión. Comunión con los demás.

Kel escribió una larga diatriba en dónde resaltaron las siguientes frases: “Estamos viviendo días difíciles como humanos y como País, y lo único que puede sacarnos a flote es el amor que seamos capaces de tenernos unos a otros. Si tienes la suerte de poder trabajar desde tu casa HAZLO, es un aporte inmenso para todas las personas que no pueden hacerlo, vaciando las calles para que cada vez hayan menos aglomeraciones y así evitar que aumenten las posibilidades de contagio (…) Quizás tú piensas que por ser joven podrás sobrevivir al virus, pero hay personas que no podrán. Quizás piensas que por tener más dinero tendrás una cama asegurada, pero el colapso es un problema del sistema de salud en su conjunto”.

La joven recordó otras cuestiones muy importantes: no llevar más productos de lo necesario solo por el hecho de tener dinero para comprarlo; dejar que los grupos de riesgo se vacunen primero contra la influenza tradicional. Todas las observaciones fueron acertadas. Qué alegría saber que hay jóvenes con esa conciencia social.

Y hasta la foto que escogió nos pareció poética, acorde y un perfecto resumen: La vida debería ser amarilla. Amar y ya. ¡Genial, Kel!

Sin título

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X