El increíble caso de Tobey Maguire y Molly Bloom: Poker clandestino que involucró a medio Hollywood

Di Caprio, Ben Affleck y Mat Damon, entre otros, gastaron fortunas en juegos prohibidos.

Guía de: Celebridades

1586294367_476016_1586294568_sumario_normal

Por estos días es el chico malo o rebelde de Hollywood. A pesar de que trabaja desde los 14 años, su papel quedó grabado en todos y su rostro quedó asociado indisolublemente: el hombre araña. Es Tobey Maguire, de 44 años. Su nombre está en boca de todos y no por sus personajes, sino por un escandaloso libro: “The Billion Dollar Hollywood Heist”, escrito por Houston Curtis, un ex productor de televisión.

El actor y el productor se juntaron e iniciaron partidas clandestinas millonarias de poker. Invitaron  a celebridades de Hollywood y otros millonarios. En un comienzo las partidas se jugaban en la casa de Tobey, y allí colaboraba su entonces esposa, la prestigiosa diseñadora de joyas Jennifer Meyer. Pero Tobey tenía costumbres un poco excéntricas: a los recién llegados les hacía quitarse los zapatos y rechazaba que comieran carne en su casa (debido a que él, como anfitrión, era vegano). Ni hablar de escupitajos y suciedad. Prohibido. Esos detalles llevaron a que las partidas se desarrollen en Viper Room (famoso club nocturno del rock, donde falleció el actor River Phoenix, en 1993, el hermano de Joaquin Phoenix). Y luego en una suite del Four Seasons.

El dueño de Viper Room fue quien les presentó, a Tobey y a Curtis, a Molly Bloom. Ella serviría bebidas y atendería a los jugadores, que dejaban millones en el juego. Pero ¿quién era Molly Bloom? ¿Y por qué su nombre viene al caso? El tiempo la bautizaría como “La Princesa del Poker”. Ella era esquiadora olímpica. Tras sufrir un accidente, su carrera terminó y la muchacha se volcó a estudiar derecho. De pronto la vida la llevó a trabajar en las partidas de poker clandestinas en el Viper Room.

_99120560_bloomchastain_getty

Molly y Chastain, quien la interpretó en el film

La historia de Molly dista mucho del reciente libro publicado por Curtis. La versión de Molly: ella se encargaba de organizar las famosas partidas de famosos y millonarios. Esto la llevo a ser juzgada por el tribunal federal de los Estados Unidos. En sus memorias describe esa época de su vida como surreal: “Me sentía fascinada, abrumada. Era tanto el dinero que pasaba de manos, la energía era increíble”. En una noche contó un millón de dolares. En su versión de la historia ella se ocupaba de todo. A las partidas las ambientó con lujo, con masajistas a disposición de los jugadores. Se servía whisky, caviar y champán del más alto nivel. En un año de trabajo Molly ganó 4 millones de dólares.

Dice Molly sobre Leo Di Caprio: “Leo no participaba en todas las manos. Llevaba puestos unos auriculares. Tobey le pagaba por estar sentado en la mesa. Leo era el gancho para atraer a otros jugadores a la mesa. Si perdía no tenía que pagar nada y si ganaba se llevaba un porcentaje”.

Sobre Tobey Maguire: “Yo pasaba horas al teléfono con Tobey. Le organizaba las mejores partidas, pero luego se volvió un controlador total, de quienes asistirían, si había jugadores nuevos, y siempre quería subir el mínimo de apuesta, que era de 10 mil dólares, a 50″.

Sobre Ben Affleck: “Se interesaba cuando subía el mínimo de apuesta”. Molly cuenta que enviaba los talones bancarios al hogar de Ben y Jennifer Garner; una noche debió pagar por Mat Damon, que perdió 50 mil dólares. Hasta aquí, la versión de Molly.

_99167590_03e4a426-b9c2-4603-81da-57f3d9b884c3

Curtis no coincide con esta versión de los hechos. En su libro, el exproductor minimizó el rol de Bloom. Ella “sólo servía bebidas y convocaba a los muchachos”. Según Curtis, Bloom sacaba 30 mil dólares en propina por noche. Algunos jugadores célebres ganaban y perdían hasta 250 mil dólares en una noche. Cuando ganaban, el festejo incluía vuelos compartidos y fiestas en islas paradisíacas.

Tras 4 años de trabajo con apuestas, Molly fue extorsionada por la mafia. Le exigieron dinero por “protegerla” y ella se negó. Un matón la golpeó y Molly se encerró en su casa hasta que desaparecieran los hematomas de su cara. Nada de policía ni hospitales. Luego de la mafia, el FBI. En 2011 le confiscó todos sus bienes y cuentas bancarias. El caso ya era de público conocimiento y la prensa comenzaba a llamarla “La princesa del juego ó la Madame de las mesas de poker”.

En el año 2013 fue arrestada e imputada por haberse enriquecido por partidas de poker ilegales. Gracias a un acuerdo con las autoridades salió en libertad condicional al pagar una fianza de 125 mil dólares. Fuera de la cárcel escribió un libro contando toda su extraordinaria vivencia. Aaron Sorkin llevó el texto a la pantalla grande: la película “Molly´s game”, estrenada en 2018, tuvo a Jessica Chastain en la piel de Molly. El film fue nominado a los premios Oscar, mejor guión. El único que no estuvo de acuerdo fue Curtis. Para él, ella nunca fue más que una mesera.

Houston Curtis

Houston Curtis

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X