¿Está realmente congelado Walt Disney? Uno de los mayores mitos urbanos tiene respuesta

¿Qué pasó con el dibujante y la tecnología que estaba de moda por aquel tiempo?

Guía de: Celebridades

Pasaron muchos años y jamás retrocedió ni un paso. El congelamiento de Walt Disney es una de esa leyendas urbanas que se reproduce y se reproduce sin que nadie vaya nunca a chequear la información. ¿El hombre se decidió a congelarse estando vivo? ¿Falleció y otros lo hicieron por él? El genio dibujante dio el sí para probar aquello? Todas estas preguntas tienen una respuesta concreta. La cosa fue así…

Esta semana se cumplen 55 años de la muerte de Walt Disney. Eran tiempos de ciencia ficción por todos lados, carrera espacial, temor a los extraterrestres y a la guerra fría (muchos dirían que estos dos últimos puntos son en realidad uno solo: los rumores de avistamientos crecieron por las pruebas nucleares realizadas en pos de la carrera armamentista a consecuencia del duelo EEUU-URSS) y Beatles retirándose de los shows en vivo cuando, el dibujante que marcaría a fuego el Siglo XX, falleció de cáncer tras una larga lucha.

Los periódicos brindaron la triste noticia. El 15 de diciembre Walt Disney murió tras un corto período de convalecencia. En noviembre sintió dolores en la espalda que asoció a su postura lógica del dibujante o a una caída ocurrida tiempo atrás.. Pero una semana después el hombre ya no toleraba y acudió al médico. Tras breves estudios, el diagnóstico fue apabullante: cáncer de pulmón. Lo operaron de inmediato para extirparle un tumor del tamaño de una nuez.

walt-disneyjpg

Walt era fumador y tenía 65 años cuando regresó al trabajo solo por unos días. Debió ser hospitalizado de nuevo y, en el breve período de dos meses desde los primeros síntomas, la muerte se lo llevó. No dejó nada dicho al respecto de que deberían hacer con su cuerpo. Nadie esperaba el fatal desenlace tan pronto.

Su esposa e hijas lo cremaron e hicieron una ceremonia muy íntima para despedirlo. Y eso fue todo… hasta que una historia delirante comenzó a “resucitarlo” para la cultura. Dos años después una fantasía ganó fuerza con una velocidad solo comprable con la del maldito tumor: que Walt estaba congelado, a la espera de la cura para el cáncer y, cuando esta se descubriese, los científicos lo volverían a la vida, lo curarían y el hombre seguiría viviendo como si nada. Si eso sucediese hoy, Disney estaría vivito y coleando entre nosotros a los 120 años. Un auténtico disparate.

Al parecer, fue una revista californiana la que, allá por 1967, lanzó la que hoy llamaríamos fake news. En 1969 llegó el informe más “serio”: Ici Paris tituló con una investigación exclusiva sobre el hecho inexistente. De ahí a la eternidad, un solo paso: para millones y millones de personas, Walt Disney está congelado.

Pero ¿de dónde viene esta locura? Recuerden la intro de este artículo: la ciencia ficción estaba en pleno auge. Y entre los platillos voladores, las distopías Philp Dick y los primeros films de espacio exterior, la técnica de la criogenización era probada con genuinas esperanzas. James Bedford fue el primer humano en ser criogenizado. Una asociación privada financió el experimento con el hombre fallecido de 73 años. Tal vez en busca de publicidad, sus representantes lanzaron el rumor de que Walt estaba interesado en aquella ciencia aunque no se había decidido a firmar nada. La familia desmintió la información de modo concluyente: “Nuestro padre probablemente no haya oído jamás hablar de eso”, dijeron las hijas.

58786fc9c461880c428b45d2

Bedford, el primer hombre criogenizado

La técnica se probó en más de cien casos hasta ser casi desechada. Sólo sobrevivió en, justamente, filmes de ciencia ficción con más lectura política que científica (por ej: El Demoledor, una suerte de Guerra de los Mundos donde un parte de la sociedad vive de la explotación de otra parte). Tan sólo varios multimillonarios excéntricos permanecieron optando por la técnica. Un dato importante: El tal Bedford fue criogenizado en 1967, apenas meses después de la muerte de Walt Disney. ¿Pudo tener que ver la cercanía temporal con el rodaje de aquel mito? Nada es seguro. Salvo la muerte. Que ni Walt Disney pudo –ni intentó– eludir.

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios