Famosas obsesivas, pesadas e inútiles: Asistentes revelan lo insoportables que son en privado

Las celebridades del mundo tienen costumbres muy desagradables y sus asistentes las han revelado al detalle

Guía de: Celebridades

El sitio TKM las ha compilado. Peculiaridades, extravagancias, de todo un poco. Pero el dato más curioso es quiénes han revelado esas costumbres de divismo que se apoderan de los famosos, casi-casi que los posee y, ejem, los vuelve inútiles. Las celebridades son quisquillosas. Pero no hacen nada por sí mismas. Y así se ganan el hastío de sus asistentes, que entonces encienden el ventilador: ¿quieren saber cómo son sus ídolos? Son así de inservibles…

rs-selena-gomez-7987e3c0-92b0-48c0-a30c-d04e36590ba5

Bueno. Adivina adivinador: ¿Qué artista pasa por los hoteles desparramando su ropa interior, sin recogerla ni ordenarla? De más está decir que no esperen un rápido restregado. Selena Gómez. Qué cochina. Para Mariah Carey le corre otro adjetivo: vaga. No sabe ni usar el microondas y pide una asistente para calentarse un café y sus asistentes ya han olvidado la última vez que la mujer se ha lavado el pelo ella misma. Bueno, vaga no, ¿inútil? Qué adjetivo fuerte..

ariana-grande-2

 

Pero a vaga nadie le gana a Ariana Grande. ¿Vieron que la mujer parece mucho más pequeña de lo que es? Cuando está cansada, la muchacha pide que la lleven en andas para no andar. Sí, como los bebés. Claro que los bebés no pasan de los quince kilos. ¡Upa, Ari, upa!

A Lady Gagá la mataron: “Puede estar días enteros sentada frente a su laptop como una adolescente –dijo un asistente–. Revisa todos los sitios de rumores como Tumblr o Twitter y se la pasa planeando cómo llamar la atención haciendo el ridículo”. Sobretodo por lo último, el informe resultó lapidario total.

Marc Jacobs Fall 2016 Show - Backstage

De Naomi Cambell… ¿La recuerdas? la famosa top model de los 90s, es memorable su costumbre, casi vicio, de llamar al servicio para que desempaquen, limpien y planchen la ropa, y saquen lo que hubiera en el minibar… y encendieran velas blancas con olor a lirio en puntos específicos de la suite. La modelo tenía una obsesión con las velas y hasta llevaba el cálculo de cuántas debía haber en cada cuarto.

Kulie Jenner colma la paciencia de sus asistentes

Kulie Jenner colma la paciencia de sus asistentes

Las Kardashian no superan tampoco el rango de la autosuficiencia. Khloe tiene zumbando a los empleados para que su casa luzca reluciente; simpre piensa que puede caer un fotógrafo en cualquier momento y todo tiene que estar listo. Claro, la mujer no tiene ningún talento y se debe pura y exclusivamente a las fotos. Bueno… la obsesión tiene cierta lógica, al menos.

¿Y Kim? Lo suyo pasa por el doblado de las prendas: “Es muy estricta acerca de cómo quiere que la ropa esté doblada y en una ocasión, cuando un asistente no lo hizo como ella quería, desordenó toda la ropa que la empleada había doblado”. ¿Y Kyllie Jenner? Tiene un ritual: pide un smoothie cada santa mañana y sus asistentes le preguntan de qué sabor: ella responde que ya deberían saberlo. Se ve que los asistentes no tienen la bola mágica: servidumbre inservible, ¿cómo no tienen una bola mágica?

831ad074-686b-42d1-94c3-1cfb89aa2746

En ocasión de un concierto, Madonna pidió que desarmaran todo el cuarto y lo volvieran a higienizar: ¿incluida la cabeza de la ducha, cómo no se les ocurrió revisar la cabeza de la ducha? Conclusión: o la cabeza estaba tan sucia que los hongos ya se tiraban de cabeza a la bañera como si estuvieran en un parque acuático… o Madonna está más loca que una cabra. Como somos muy respetuosos, nos quedamos con la primera opción. A asear mejor los cuartos antes de entregarlos, será posible. Estos hoteles cinco estrellas…

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X