Inicio » Celebridades » Equipo

Grandes crisis familiares de las celebridades: Historias de adicciones y abandono

La familia feliz en el caso de las celebridades es algo difícil de conseguir.

Las relaciones entre los padres y sus hijos muchas veces no son fáciles o pasan por altos y bajos, si a eso le sumas que tu progenitor o madre es una celebridad, la combinación puede ser peor.

Abandono, excesos, exposición continua a los medios, son elementos que podrían arruinar la vida de cualquier niño.

familias-celebs-1

Un ejemplo reciente es el de Demi Moore, quien luego de años de estabilidad con Bruce Willis, se separó y comenzó una época turbulenta hasta que parecía enmendar el rumbo con Ashton Kutcher, una relación que avanzaba pese a la gran diferencia de edad, pero que terminó de la peor manera.

Acusaciones de infidelidad y molestas propuestas sexuales, terminaron con la actriz sufriendo una sobredosis en una fiesta organizada por una de sus hijas y en un distanciamiento de un año de ellas.

Luego de tocar fondo, Demi Moore estuvo en terapia y recuperar la relación con sus hijas.

“Es un desafío porque está haciendo un esfuerzo increíble para sacar los momentos más vulnerables de su vida. Simplemente sucede que también coincide con algunos de los momentos más difíciles y traumáticos de la mía”, comentó en esa época su hija Scout a The New York Times.

familias-celebs-2

Madonna ha tenido una exitosa carrera musical, eso es indiscutible, pero su vida personal no ha corrido la misma suerte. Tal como lo demuestra el conflicto que tuvo el año 2015 con su hijo Rocco.

El joven se cansó de la vida errante de su madre y de sus estrictas reglas, hizo sus maletas y se fue a Londres a vivir con su padre, el director Guy Ritchie, iniciando un periodo de varios meses en que ni siquiera se comunicó con ella.

La separación duró hasta mayo de 2016 en que finalmente lograron sentarse a conversar y arreglar sus diferencias.

“Necesitamos amor” fue la frase que publicó en esa época Rocco junto a una foto con su madre.

familias-celebs-3

Otra familia que ha tenido públicas diferencias son los Douglas, las que han alcanzado su punto más álgido en la vida de Cameron, hijo de Michael Douglas y Diandra Luker.

En su biografía él escribió: “¿Cómo compites con Kirk Douglas? ¿Cómo vives a la sombra de Michael Douglas?”, una reflexión que quizás ayuda a comprender su adicción a las drogas pero que aún así no explica que terminará en prisión ocho años por tráfico de metanfetaminas.

Hoy Cameron Douglas está enfocado en su carrera de actor y en su familia.

familias-celebs-4

La recordada Carrie Fisher no pudo disfrutar plenamente la fama que obtuvo con “La Guerra de las galaxias”, la actriz siempre tuvo una vida compleja, entre otras razones por la difícil relación que tuvo con su madre, Debbie Reynolds.

Para Fisher fue un tema doloroso e incluso le llegó a confesar a Oprah Winfrey que: “Yo no quería ser la hija de Debbie Reynolds”.
Por momentos la relación llegó a ser tan distante que pasaron 10 años sin hablarse: “Ella no me habló durante diez años. Eso fue lo más difícil de todo”.

“A Carrie le llevó 30 años ser feliz conmigo. Nunca he sabido cuál fue el verdadero problema. Tuve que trabajar con ello”, agregó la cuestionada madre.

Pero algunos apuntan a las adicciones y el alcohol como parte del problema.

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios