Katherine Heigl se hartó de las críticas por “conflictiva”: Esta fue su genial explicación

La actriz, que encabeza las notas de personalidades conflictivas, aportó su mirada respecto de los críticos

Guía de: Celebridades

Ya saben como es aquello: hazte fama y échate a dormir. En los tiempos de redes y noticias en cascada, una vez que te colocan un rótulo, luego es difícil de quitárselo de encima. Miles y miles de portales copian y copian los titulares y ahí sí que te las verás complicadas. ¿Fue eso lo que le sucedió a Katherine Heigl?

12859
Ahora, cansada de leer tantas veces que ella es conflictiva, la actriz se hartó de aquello y aportó su visión, que dista mucho de la de los demás: el mundillo del espectáculo no quiere mujeres fuertes que tenagn opinión propia: “Es posible que en alguna ocasión haya dicho un par de cosas que no gustaran, pero luego eso se convirtió en ‘ella es ingrata’, luego se intensificó en ‘ella es difícil’ y luego escaló a ‘ella no es profesional, explicó la bella artista a The Washington Post.

La fama de Heigl proviene de los años de Anatomía de Grey, entre 2005 y 2010; dato importante, antes de los movimientos feministas. “¿Cuál es tu definición de ´difícil´? ¿Alguien con una opinión que no te gusta? Ahora, tengo 42 años y eso me enoja mucho”.

Fue en 2009 cuando Katherine dio un paso que no gustó a nadie: la actriz se quejó por tener que trabajar… 17 horas seguidas para aquella serie. Al parecer, a los jerarcas de la industria no le gustan quienes defienden los derechos de los actores. Heigl se disculpó ante la realizadora Shonda Rhimes, el mecanismo de defensa ya estaba activado: miles de portales comenzaron a dispara la teoría; las actrices, mejor calladitas y sumisas.

“En ese momento, me dijeron rápidamente que me callara. Cuanto más dije que lo sentía, más pedían mi silencio. Cuanto más aterrorizada y asustada estaba de hacer algo mal, más me parecía que realmente había hecho algo horrible”, continuó la actriz ahora.

Aquellos días no terminaron allí: Kathe renegó de la visión “sexista” de “Ligeramente embarazada”, una crítica perfectamente formulada, la película es sexista, qué duda cabe. “Puedes ser la persona más horrible, difícil e intratable del planeta, pero si les estás haciendo ganar dinero, seguirán contratándote”. También en ese punto acertó un pleno a actriz:  “Sabía que cualquier cosa que yo hubiese hecho y que ellos consideraran terrible, la pasarían por alto si les hacía ganar dinero. Pero luego mis películas empezaron a no recaudar tanto”.

“Llegué a aceptar que la ambición no es una mala palabra, y que no me hace menos femenina, amorosa y cariñosa ser una mujer ambiciosa, tener grandes sueños y grandes metas”, concluyó de modo magistral la querida Kathe.

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios