Kim Kardashian vivió momentos de terror en asalto que sufrió en París: Pensó que la violarían

La estrella de reality fue amordazada y temió un ataque sexual.

Guía de: Celebridades

Kim Kardashian vivió una noche de terror en París durante su viaje para asistir al París Fashion Week. La estrella de reality se hospedó en un lujoso departamento al que luego un grupo de hombres armados irrumpió para robar.

TMZ reveló detalles del caso que podría afectar a la imagen de París sobre seguridad. Supuestamente el testigo clave del incidente es el conserje del departamento que abrió el ascensor privado y permitió a los ladrones ingresar al lugar.

robo-kim-kardashian

La esposa de Kanye West le habría dicho a los policías franceses que el mayordomo estuvo todo el tiempo del robo en el departamento con sus manos esposadas. Supuestamente ella le preguntó:”¿Vamos a morir?” y él tranquilamente le respondió: “No lo sé”. Según la información publicada, a Kardashian le llamó la atención lo tranquilo que estuvo el conserje durante todo el asalto.

Con respecto a lo que vivió Kim Kardashian, la publicación asegura que se encontraba acostada usando sólo una bata cuando sintió pasos en las escaleras del departamento. A través de una puerta de vidrio, la madre de dos niños vio a un hombre enmascarado y a otro vestido de policía. Rápidamente tomó su teléfono para llamar a su guardaespaldas que se encontraba fuera cuidando a sus hermanas Kendall y Kourtney. Pero no alcanzó a terminar de marcar y uno de los hombres le quitó el teléfono.

Pensó que la violarían

Le amarraron las manos con esposas de plástico y uno de los hombres la sujetó de los tobillos. Fue ahí que Kardashian le dijo a los policías que pensó que la iban a violar. Además le pusieron cinta adhesiva en los tobillos y la acostaron en la tina del baño. Ella comenzó a gritar que no la mataran y les dijo dónde había dinero y joyas.

Durante todo el asalto los sujetos hablaron en francés con una excepción. En varias oportunidades gritaron: “Anillo”. Kim supo enseguida que buscaban el anillo de compromiso que le regaló Kanye West y ella les indicó dónde estaba.

En un momento ella volvió a gritar y llorar, rogando por su vida, así que los ladrones pusieron cinta adhesiva en su boca para callarla.

Según TMZ, la amiga y estilista de Kardashian, Simone, se encontraba en el primer piso del departamento y cuando escuchó los ruidos se encerró en un baño y llamó al guardaespaldas de Kim llamado Pascal. Èl finalmente llegó al lugar dos minutos después de que se fueran los ladrones. Todo el asalto duró seis minutos.

 

 

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X