La impensada vida proletaria del sobrino de David Beckham: Trabajos duros y subsidios estatales

Freddie Every vive una existencia completamente diferente a la de su multimillonario tío.

Guía de: Celebridades

sobrino beckham-560

Con 21 años y un look sencillo, Freddie Every completa uno de esos casilleros que cada tanto se dan en la vida: una vida austera y trabajadora cuando podría ser millonario. Ni lujos, ni yates, ni islas privadas: Freddie aprendió albañilería en 2018 y ahora, apenas un adulto egresado de la adolescencia, trabaja en la siempre durísima construcción para ganarse el pan de cada día.

La cuestión sucedió así: al separarse sus padres en 2010, Colin Every y Lynne Beckham, él decidió quedarse junto a su padre. La vida que continuó la familia Beckham no lo abrazó y las mansiones y las revistas se fueron alejando para siempre, como en una bifurcación ferroviaria.

No fue sólo Freddie quien siguió a su padre, también lo hizo su hermana Georgina. Su hermano menor, Josh, en cambio decidió quedarse con su madre, quien ya disponía de un caserón de 470.000 libras que el millonario exfutbolista compró para ella una vez ocurrido el divorcio.

Sin título

Los Every viven en una casa del estado, en barrio trabajador y cobra un plan del departamento de protección oficial. Como en cualquier otro sitio, esa ayuda estatal no alcanza para los gastos y por eso el joven se alistó en la construcción.

El destino es indescifrable. Si bien la diferencia de las economías era ya abismal en 2010, hoy en día es imposible de precisar. Beckham se volvió un millonario al igual que su esposa Victoria, coqueteos con la realeza incluída. Forbes calculaba la fortuna de David, solo la suya, cerca de los 50 millones de euros en 2013. Ese número se disparó en la última década.

Hoy en día la fortuna de la pareja está calculada cerca de los 500 millones. Pero Freddie escogió seguir a su padre. Amor con amor se paga, reza el dicho y está bien que así sea. Un consuelo tonto pero válido: dicen quienes han tenido la suerte de comprobarlo que el dinero no soluciona ninguna cuestión de fondo, así de sencillo. Que la felicidad no pasa por allí. Habrá que creerles. Y mientras tanto, seguir levantando paredes y cargando hormigón.

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios