La maldición de “Los Ángeles de Charlie”: Las enfermedades y la tragedia que marcó su destino

La suerte fue esquiva para las protagonistas de la serie original que sufrieron una serie de incidentes.

Guía de: Celebridades

angeles-charlie-serie-pelicula-kaEF--620x349@abc

Un nombre remite, en seguida, a un tiempo que pasó: “Los Ángeles de Charlie”, 70s, 80s. Un tiempo donde las series estaban en auge tal como lo están ahora y las tiras eran esperadas, ahí sí, de modo distinto que ahora: Si querías ver cómo continuaba el asunto, sí o sí debías esperar a la semana entrante. Ansiosos… no way.

“Había una vez tres jóvenes que fueron a la academia de policía. Les asignaron misiones muy peligrosas. Pero yo las aparté de todo aquello y ahora trabajan para mí; mi nombre es Charlie”, rezaba la voz de la presentación. En realidad, mucho más que eso ocurrió con los “ángeles”, una vez que la tele se apagaba.

Los nombres iniciales los conocemos todos: Kate Jackson hacía de Sabrina Duncan, Farrah Fawcett de Jill Munroe y Jaclyn Smith de Kelly Garrett. Lo que no todos saben es que con el tiempo, a medida que la popularidad mermaba, casi todas fueron reemplazadas por otras actrices.

Farrah Fawcett fue el nombre insignia de la serie. Pero su propio fenómeno afectó las relaciones internas. Fue su esposo Lee Majors quien la presionó para dejar el lugar que la mujer había ganado con justicia. El productor Speelling amenazó con llevarla a juicio por abandonar la serie en plena cima de éxito, pero no había nada firmado legalmente.

1574950465816

Spealling no se quedó allí: Movió sus influencias para bloquear el futuro de la carrera de Farrah. A último momento llegaron a un acuerdo, unas participaciones especiales donde retomaría su personaje por apenas un puñado de episodios.

Jill Munroe también se fue pronto, para desandar una vida hogareña, y fue reemplazada por su hermana Kris. En ese momento, Cheryl Ladd llegó para suceder a Farrah, mientras los guionistas hacían esfuerzos supremos para llevar adelante la tira con coherencia. En aquel entonces, sucedió lo peor: Farrah se casó con un compañero de un film, Ryan O’Neal, a quien la actriz descubrió en su propia cama con otra mujer. La pareja tuvo una hija que, años después, denunció que su padre maltrataba a su madre.

Farrah se fue a vivir con James Orr y la cuestión fue aún peor. El hombre terminó preso en 1998 por las golpizas reiteradas a las que sometía a la mujer. La enfermedad sorprendió tempranamente a Fawcett, que falleció en 2009.

Muchos antes, las internas y el divismo habían separado a todo el elenco, sumergiéndolo en peleas interminables. Por ahí pasó la mismísima Kim Basinger, que tuvo el visto bueno las nuevas chicas, pero recibió el veto de Cheryl. Kate Jackson se sumó en una rencilla que no tendría final. Ni siquiera dos cáncer de mama pudieron detener las peleas y recién años después, cuando el programa era historia, ella se dedicó a fomentar las detecciones temprana y pudo abandonar el divismo.

Hubo más muertes alrededor, como el asesinato del hijo de la pareja de Jaclyn Smith, en 1991. Lo cierto es que tras 108 capítulos, la serie concluyó en 1981. Ninguna de las mujeres volvió a tener la fama de aquellos años. Pero Los Ángeles de Charlie tuvo su revancha años después con otra saga de filmes… aunque eso ya es otra historia… ¿O sería parte de la misma?

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios