La vida extrema de Denise Richards: Sobrevivió a las peores crisis pero jamás pudo relanzar su carrera

La actriz alcanzó la cima de popularidad en los 90s, pero luego conoció a Charlie Sheen...

Guía de: Celebridades

17-12-600x364

Tras aquella escena junto a Neve Campbell, la carrera de Denise Richards parecía no tener techo. Su nombre y rostro giraba al planeta, los directores la deseaban para sus filmes, los productores para sus filas. Su nombre quedó asociado al de aquella película: “Criaturas salvajes”. La definición no podía ser mejor. Denise era joven, en todo caso, y quería recorre todo aquello y salir airosa décadas después, un camino que no tantos pudieron completar.

En la cumbre de la fama, su relación con Charlie Sheen la empujó al abismo. Ya saben: El arte consiste en caminar por el borde pero no caer; hay caídas que no tienen solución. Mucho de eso le ocurrió a Richards cuando llegó a adultez. Detrás quedaban las portadas de Playboy y la James Bond. El film de las mujeres salvajes encontraron el que sería su máximo nivel de popularidad en 1998, pero el nuevo siglo no la encontraría entre sus preferidas.

La crítica la sacudió tras el film del agente 007, “El mundo no basta”. Denise recibió el premio a la peor actriz de aquel año y la prensa la definió como la “peor chica Bond de la historia”. Pero eso no sería nada a comparación del tortuoso romance con el actor que la envolvería en los años siguientes.

file_20190522155122

La mujer conoció a Charlie en 2001 durante el rodaje de “Good Advice”. Se casaron casi sin conocerse y la prensa quedó encantada: qué mejor que aquellos dos juntos. Un par de años después comenzaron las adicciones y las golpizas de Sheen. En 2005, tras el nacimiento de la segunda hija de la pareja, Denise dijo basta, pidió el divorció y contó el infierno en el que vivía.

Los insultos y las acusaciones se sucedieron, con las dudas consiguientes de cuál de los dos tendría la razón. Cuando la verdad de las adicciones de Charlie salió a la luz, el mundo creyó tener que pedir disculpas a Denise. Algo de eso ocurrió en miles de medios. Sin embargo, su tren ya había pasado. La mujer de la belleza de ciencia ficción ya era una madre entregada a la crianza de sus niñas y su devoción por la fama se había ido para no regresar.

Hubo tiempo para dos amores más. el guitarrista de Bon Jovi, Richie Sambora y la pareja actual de Richards, Aaron Phypers. a los 50s, Denise cosecha un perfil bajo, en busca de la paz perdida en aquellos años complejos.

puraphy2021_18_deniserichards

1567849217310

denise-richards-fotogramas-1613587920

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios