Los impactos más sonoros del 2021 en el mundo de las celebrities: Desde juicios hasta tragedias

El mundillo del espectáculo vivió otro año movido por eventos de todo índole

Guía de: Celebridades

73H65YEBIZAS5IDDA7WXAPIRAQ

Se termina 2021 y una conclusión parece caerse de maduro: Alec Baldwin se llevo la peor parte. En esta rara esfera social que es la “farándula”, donde hasta la muerte de un ser humano no es más que otra noticia tiempo después de ocurrida, el pobre actor terminó el año de la peor forma: sabiendo que fue quien accionó un revolver de utilería que culminó quitándole la vida a una persona.

Halyna Hutchins, directora de fotografía del film “Rust” perdió la vida a manos del actor, en un hecho insólito en el cine, más propio de los filmes de misterio ue de la real realidad, como les gusta decir a los chicos. El año culmina con la familia de la mujer llamando asesino a Baldwin, aunque en el medio ya se mezcla de todo: abogados, peritos, etc. Espantoso.

_119914844_gettyimages-539633370

Meses antes los fans de Britney se jugaron en una cruzada que, a diferencia del triste fallecimiento de Hutchins, terminó bien: el nefasto Jamie Spears debió ceder la “tutela” que ejercía sobre la multimillonaria cantante. Tras años de cruzada #freebritney, las declaraciones de la artista a mediados de año empujaron a una encrucijada al padre, que debió renunciar a la fortuna ajena de la que se había adueñado casi secuestrando a su propia hija.

sarah-jessica-parker-kJnH--620x349@abc

Chris Noth, la histórica pareja de Sarah Jessica Parker en Sex and The City fue acusado de violación. Todo ocurrió apenas comenzado el regreso de la tira: tres mujeres lo acusaron, desde la producción lo expulsaron y el hombre negó todo. Dato importante: Sarah Jessica Parker, Cynthia Nixon y Kristin Davis apoyaron a las denunciantes mediante un durísimo comunicado, durísimo para Noth: “Estamos profundamente entristecidas por las acusaciones contra Chris Noth. Apoyamos a las mujeres que han compartido sus dolorosas experiencias. Sabemos que debe ser algo muy difícil de hacer y las felicitamos por ello”.

f608x342-18905_48628_0
Ben Affleck anda de parabienes: regresó con Jennifer López, su adicción parece quedar atrás desde sus días junto a Ana de Armas, pero unas declaraciones no gustaron nada en el mundillo que respira feminismo por estos días: “probablemente estaría todavía bebiendo” si siguiera casado Jennifer Garner, la madre de sus tres hijos, de quien se separó en 2015. El hombre pareció querer explicar otra cosa, sobre vidas que no se quieren vivir y demás trampas de la rutina. Pero nadie lo entendió así: muy valiente Ben, ¿el alcohólico eras tú pero la culpable era tu esposa?
¿Qué más? El maltrato laboral del que fue denunciada Ellen de Generes. El infinito affaire Meghan Markle, exprincipe Harry y toda la corona británica que, uff, ya aburren, las parecidas acusaciones sobre Marilyn Manson y Armie Hammer, que esconden oscuras perversiones y será la justicia la que deba señalar donde está el límite entre el deseo y el delito, la estampida en el concierto de Travis Scott. Los escándalos, como siempre ha sucedido, no se detienen nunca. Al menos, nunca lo hacen en el mundo de los famosos.

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios