Lujos extremos, extravagancias y envidia por doquier: ¿Fiesta de Kim Kardashian por sus 40 años fue un exceso?

En plena pandemia, la mediática modelo festejó con la mayor celebración de los últimos tiempos.

Guía de: Celebridades

2020032609504716697

Para sus cuarenta años, Kim Kardashian emuló aquellas grandes fiestas de los 70′s. La mediática obvio las diferencias y resucitó el espíritu de las grandes celebraciones de rockeros y cineastas de décadas pasadas. ¿Recuerdan las de Freddie Mercury? No entraremos aquí en las cuestiones de talento: Kim es una de las celebridades de nuestros tiempos, signo de una época, una que regocija en la ostentación (de un lado) y el sentido aspiracional y la envidia lisa y llana (desde el otro).

Sólo una trampa le tenía deparado el destino a Kim: El Coronavirus. Poco pudo hacer con la multimillonaria Kardashian. Encerró a sus invitados dos semanas antes para realizar una cuarentena y luego sí los llevó a una isla paradisíaca a disfrutar de la exclusividad.

Las fotos hablan por sí solas: Imagina el paraíso cerrado solamente para ti y tus invitados. Afuera, gente que no tiene sus recursos, se encierra, aísla y muere por la pandemia. ¿Cómo nos enteramos de los detalles de la celebración? Por las fotos que los propios involucrados subían a las redes… imágenes que volaban de likes de gente que no había sido invitada.

Dos preguntas: ¿por qué un invitado a una fiesta cerrada comparte imágenes de ésta? y ¿por qué la gente del dañino afuera muere por estas fiestas y fotos? Volvamos a los viejos rockeros o artistas: Ellos no invitaban a todos a sus fiestas, pero su arte sí estaba disponible para quien quisiera. ¿Qué dan estas nuestras estrellas a cambio?

“El polémico festejo de Kim Kardashian” y “Kim Kardashian y su vergonzosa celebración de cumpleaños” fueron solo algunos de los titulares de la prensa mundial. Glamour puso sal en la herida: “Estas fotos de la fiesta de Kim son la definición perfecta de la palabra envidia”. Glamour se puso de su lado: los demás envidiamos la vida de Kim. ¿Es correcta esta palabra?

Kim escribió un largo texto explicando su postura de por qué hacer una fiesta así en tiempos tan duros para la humanidad, ni tampoco aclaró su necesidad de exponerla públicamente a gente que no puede acceder a esta clase de vida. No quedó muy claro su mensaje. Como sea, millones de personas vivan a las Kardashian con fervor, el mismo que otras generaciones le tenían a artistas, escritores, académicos, intelectuales. No hay más reflexiones. Sólo una definición objetiva: Kim es una muestra fiel del cambio de los tiempos.

Sin título

Sin título

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios