Renée Zellweger, a través de los años: Cómo cambió la actriz desde Bridget Jones hasta su reaparición

Revancha para una de las actrices más queridas –y burladas– de Hollywood: recibió un premio que relanza su carrera.

Guía de: Celebridades

Aún resuenan los ecos de los Golden Globes. Cuando pasa la tentación lógica de los mejores vestidos y los looks más apropiados, las historias de vida comienzan a surgir. Así llegamos al fabuloso renacimiento de Renée Zellweger. La actriz relanzó su carrera a los cincuenta años, tras haber pasado abruptamente de ser la adorable Bridget Jones a ser meme por su aspecto físico.

“Diecisiete años después se los ve muy bien”, abrió su discurso en los Globos de Oro. La referencia fue para la magnífica “Regreso a Cold Mountain”, esa épica estadounidense que pasó sin pena ni gloria allá por 2002. La película era antibelicista, ella volvía a hacer de la cara jocosa de un film, la cinta le otorgó un reconocimiento y todo cayó al olvido. También ella.

bridget-kN0B--660x372@abc

De pronto, Renée había desaparecido y su cara solo era recordada en las noticias de “antes y después”. Todo ocurrió cuando en 2010 la actriz decidió hacer un stop que pareció definitivo: “Me mentía a mí misma, y no sé por qué”, explicó alguna vez la artista, “no veía el lado agotador de aquello, y llegó un momento en el que paré y me di cuenta de que tenía que cuidarme”.

En 2014 Renée le rompió el corazón a sus fans: apareció con un rostro irreconocible. Las críticas le llovieron en masa y ella se defendió en una solicitada en el Huffington Post: “No es que le importe a nadie, pero decidí cambiar mi cara y operarme los ojos. Este hecho no es relevante para nadie, pero que la mera posibilidad fuera discutida por los periodistas serios y se convirtiera en tema de conversación generalizada es una desconcertante ilustración de la confusión entre noticias/entretenimiento y la fijación social por lo físico”. Las burlas hicieron caso omiso de su defensa y arrecieron.

im_20141021_entretenimiento03_141029886

Su carrera parecía estar concluida. Pero por algo Hollywood es Hollywood. Todo es posible en la tierra de magia de la industria. Los últimos adelantos en cirugías le permitieron a Renée, como a otras estrellas, recuperar su aspecto. O al menos, recuperar el aspecto de una mujer real. Aquellas caras deformes de comienzos de siglo (Nicole Kidman, Melanie Griffith, Meg Ryan) comienzan a perderse en la bruma del tiempo. Como todas ellas, Renée pudo recomponer su cara y un proyecto surgió en el horizonte: la película sobre Judy Garland.

Enero de 2020 la tiene allá arriba en el candelero una vez más: Zellweger alzó su premio y todos hablan maravillas de ella. “El final no es lo que cuenta. Es el camino lo que cuenta, y el trabajo”, dijo con la estatuilla en la mano. Abajo más de uno se emocionó por la lección aprendida y por esa sonrisa, en la que no sin cierta tirantez, todos pudieron reconocer la vieja expresión. El camino es lo que cuenta. Así es, Renée. Así es.

eto_gg_int_renee_zelleger_010520_vidpic

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X