Inicio » Ciencia »

Descubren los restos de un nuevo dinosaurio en el sur de Chile

Extinto animal vivió en la Patagonia durante el periodo Cretácico, época donde se cree que Sudamérica y la Antártica estaban unidas.

Guía de: Ciencia

Un equipo de científicos chilenos y de otras nacionalidades ha encontrado los restos de un dinosaurio semiarticulado en el Cerro Guido, ubicado al norte de las Torres del Paine, en la Provincia de Última Esperanza de la Región de Magallanes.

De acuerdo a lo informado por las agencias internacionales, el Instituto Chileno Antártico (Inach) todos los años organiza una expedición paleontológica hasta la mencionada zona, ya que allí se encuentra el yacimiento de fósiles más grande de Chile.

En esta ocasión, el grupo que realizó su travesía entre el 26 de febrero y el 4 de marzo habría dado con una nueva especie de dinosaurio.

Foto: Telemetro.com

“Lo más interesante hallado esta vez es un ejemplar de dinosaurio semiarticulado que preserva buena parte del esqueleto; aún no se puede revelar qué tipo es, pero sería el primer hallazgo de un dinosaurio de este tipo para Magallanes, siendo uno de los más australes y una nueva especie para Chile”, explicó Sergio Soto, paleontólogo de la Universidad de Chile.

Según los investigadores, descubrir especies articuladas o semiarticuladas es de gran relevancia por la información que pueden entregar sobre su anatomía.

Además del dinosaurio, se encontraron otros animales extintos como mamíferos (tres morfotipos de la era del Cretácico, periodo comprendido entre 145 a 65 millones de años), lagartos y peces.

A través de un comunicado el Inach informó que el objetivo de la expedición fue buscar rastros que corroboren la existencia de un posible puente terrestre que unía a la Antártica y a Sudamérica durante el cretácico.

Foto: Ilustración de los dinosaurios que vivieron en Cerro Guido. /inach.cl

Foto: Ilustración de los dinosaurios que vivieron en Cerro Guido. /inach.cl

“Una de las razones que nos llevan a estudiar esta zona es que se trata de corredor o aduana temporal de varios millones de años entre Sudamérica y Antártica”, explicó el paleobiólogo Marcelo Leppe, director del instituto.

“Además, por los tipos de ambientes que posee (la zona), se preservaron manifestaciones de vida tan diversas como macrofósiles de planta hasta microfósiles de animales, pasando por un amplio rango de invertebrados, plantas, hojas y madera”, precisó.

Más sobre Ciencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X