Inicio » Ciencia » Equipo

El esperado puntapié inicial del Mundial que se convirtió en una decepción

Muchos quedaron con sabor a poco luego de la breve intervención de un joven parapléjico que pateó el balón gracias a un exoesqueleto.

El anuncio de que el primer toque al balón Brazuca no lo daría Pelé, sino un joven parapléjico con un exoesqueleto manejado por su cerebro, dejó las expectativas estaban por las nubes. Muchos esperaban una gran demostración de los avances de la neurociencia, con el joven discapacitado desplazándose por el campo de juego y dando una buena patada al balón.

Se supone que sería uno de los puntos altos de la ceremonia de inauguración del Mundial de Fútbol 2014, pero nada de eso ocurrió. El joven Juliano Pinto de 29 años dio un suave puntapié al Brazuca y la demostración duró apenas unos cuantos segundos.

Más aún, el hecho pasó inadvertido incluso para los asistentes al Arena Corinthians, pues se hizo fuera de la cancha para no dañar el pasto y no se hizo ningún tipo de anuncio a través de los altoparlantes del estadio. La decepción de los fanáticos del fútbol ya se hizo sentir en el canal oficial de la Copa en Youtube, donde la Fifa colgó un breve registro del hito.

El fugaz paso del joven parapléjico por las transmisión oficial del evento ya tuvo consecuencias: el jefe de cámaras del Mundial ya fue despedido.

Pese a todo esto, la performance del joven brasileño es un hito, pues por primera vez se muestra en público este tipo de equipo, que permite convertir en movimientos los impulsos cerebrales de una persona parapléjica.

Más sobre Ciencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X