Inicio » Ciencia » Equipo

Porn Studies: lanzan la primera revista científica sobre pornografía

La publicación, dedicada al estudio de "la pornografía y otras representaciones sexuales más en general", ha generado una fuerte polémica a nivel internacional.

“Porn Studies ha sido un trabajo de amor”, dice en su presentación la primera revista abocada a la difusión de estudios científicos en torno al porno. La semana pasada fue lanzado el primer número de la controvertida publicación que busca explorar “la pornografía y otras representaciones sexuales más en general”.

Porn Studies Revista

Foto: Internet

Porn Studies se presenta como la primera revista internacional y revisada por pares que se dedica a este tema. “Es un journal que explora la intersección entre sexualidad, género, raza, clase, edad y habilidad”, indica en su descripción. Según el mismo texto, su objetivo es desarrollar conocimiento sobre el pasado y el presente de la pornografía, además de sus variaciones alrededor del mundo.

Más allá de las suspicacias y chistes obvios que puede generar esta noticia, es una realidad que la producción de contenido sexual y pornográfico es un campo en crecimiento en los últimos años gracias a internet. De hecho, según The Huffington Post, durante 2013 los sitios de pornografía consiguieron más visitas que Netflix, Amazon y Twitter juntos.

“Al igual que existen especialistas, conferencias, series de libros y colecciones que permiten comprender otras áreas de los medios y la producción cultural, la pornografía necesita un espacio adecuado para la investigación y el debate”, argumentan Feona Attwood y Clarissa Smith, editoras del journal.

Entre los títulos de los artículos contenidos en la primera edición de Porn Studies destacan “Porno de comercio justo + nichos de mercado + audiencia feminista”, “Etiquetas profundas: hacia un análisis cuantitativo de la pornografía on line” y “Gonzo, trannys y teens. Tendencias actuales producción, distribución y consumo de contenido adulto en Estados Unidos”.

El lanzamiento de esta publicación ha levantado una gran polvareda. Mientras los encargados de la revista argumentan que las nuevas tecnologías han incrementado el volumen y distribución de contenidos eróticos y sexuales, dando lugar a un fenómeno que debe ser estudiado, sus críticos dudan sobre sus verdaderas intenciones.

“Los editores [de la revista] vienen de un ambiente que rechaza las toneladas y toneladas de investigaciones que se han realizado sobre los efectos negativos de la pornografía”, afirmó Gail Dines, cofundador de la organización británica “Stop Porn Culture”.

En el diario The Independent, el activista agregó que los creadores de la polémica revista “son como los negacionistas del cambio climático. Toman un poco de ciencia basura y levantan todo tipo de conclusiones infundadas”.

Para quienes estén interesados en profundizar en los contenidos de la revista, hay una buena noticia. Routledge, la prestigiosa casa editorial que publica “Porn Studies”, ha indicado que el acceso a la edición online será libre por un periodo acotado de tiempo.

Más sobre Ciencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X