Inicio » Cine »

15 películas clásicas que todo amante del cine debe ver una vez en su vida

Te compartimos un listado de películas clásicas que no puedes dejar de ver. Un breve recorrido por la historia del cine.

Guía de: Cine

Me dispongo a armar un listado de películas fundamentales de la historia del cine y tengo dos opciones: hacer una lista de 50 títulos y ya, o enfrentar la tarea imposible de seleccionar 15 títulos y dar detalles. Me gustan los desafíos, así que opto por la segunda opción. El listado, por supuesto, ha dejado afuera grandes títulos, muchos más de los que incluye.

Para confeccionarlo tuve en cuenta lo siguiente:

- Películas que fueron una verdadera influencia para futuros cineastas.

- Películas suficientemente viejas como para ser juzgadas con debido tiempo.

- Películas provenientes de Europa y Estados Unidos (Kurosawa, prometo incluirte en el siguiente listado).

- No incluir películas de Latinoamérica (se merecen una nota aparte).

- No darle importancia a los premios (ganar un Óscar puede no significar nada).

- El orden es estrictamente cronológico.

- En algunos casos, sugiero películas relacionadas en un intento por no dejar grandes títulos fuera.

Aquí están, ellas son las 15 películas clásicas que todo amante del cine debe ver al menos una vez en su vida.

El gabinete del Doctor Caligari (Das Cabinet des Dr. Caligari) – Director: Robert Wiene – Alemania – 1920

Por qué hay que verla: es el máximo y casi único exponente del expresionismo alemán, una estética cinematográfica cuya influencia va desde el cine negro hasta Tim Burton.

Para tener en cuenta: es cine mudo, puede costar verla.

Películas relacionadas: “Nosferatu” de F.W. Murnau

 

El acorazado Potemkin (Bronenósets Potiomkin) – Director: Serguéi Eisenstein - Unión Soviética – 1925

Por qué hay que verla: los rusos descubrieron el montaje tal como lo conocemos hoy, como un medio para expresar ideas. La escena del carro del bebé cayendo por las escalinatas del puerto de Odesa es una de las más famosas e imitadas de la historia del cine, incluso la parodiaron en “Los Simpsons”.

Para tener en cuenta: aún siendo cine mudo, la modernidad de la película es asombrosa.

Películas relacionadas: “Octubre” de Serguéi Eisenstein

 

Un perro andaluz (Un chien andalou) - Director: Luis Buñuel – Francia - 1929

Por qué hay que verla: representante cinematográfica del movimiento artístico dadaísmo, esta película conjuga la locura creativa de Salvador Dalí (guionista) con el surrealismo de la posterior obra de Luis Buñuel.

Para tener en cuenta: aún siendo cine mudo, su estilo visual moderno sigue sorprendiendo. La escena del ojo y la navaja da escalofríos.

Películas relacionadas: “Entreacto” de René Clair.

 

Una noche en la ópera (A night at the Opera) – Director: Sam Wood y Edmund Goulding - Estados Unidos - 1935

Por qué hay que verla: los hermanos Marx despliegan un humor irreverente y mordaz, basado en un lúcido e ingenioso uso del lenguaje (Groucho) y del gag físico (Harpo y Chico).

Para tener en cuenta: humor súper vigente, esta es la película de la famosa escena del camarote.

Películas relacionadas: “Sopa de ganso”, “Un día en las carreras”.

 

La diligencia – (Stagecoach) – Director: John Ford - Estados Unidos – 1939

Por qué hay que verla:  John Ford y John Wayne, representantes del cine de cowboys como nadie más, se unen en este film que sienta las bases del western moderno.

Para tener en cuenta: casi todo sucede arriba de la diligencia del título.

Películas relacionadas: “My darling Clementine” de John Ford.

 

El gran dictador (The great dictator) – Director: Charles Chaplin - Estados Unidos – 1940

Por qué hay que verla: en pleno apogeo del nazismo, Chaplin se atreve a filmar una sátira sobre Hitler y retratar con esa lucidez de los genios cómo el dictador hacía lo que quería con el mundo. Tomó esa metáfora y la volvió literal en una escena memorable.

Para tener en cuenta: es la primera película en la que Charles Chaplin habla. El discurso final, un llamado a la paz y el amor, ha pasado a la historia.

Películas relacionadas: “Tiempos modernos” de Charles Chaplin.

 

Ciudadano Kane (Citizen Kane) – Director: Orson Welles – Estados Unidos – 1941

Por qué hay que verla: Orson Welles no temió romper pisos para lograr audaces tomas contrapicadas que mostraron techos, algo nunca antes visto en la gran pantalla. Entre sus tantas innovaciones, hace un novedoso y eficaz uso del flashback. Probablemente la mejor película de la historia del cine.

Para tener en cuenta: Welles tenía solo 25 años cuando la escribió, filmó y protagonizó. Aún hoy es un film moderno y crítico.

Películas relacionadas: “La dama de Shangai” de Orson Welles.

 

Roma, ciudad abierta (Roma, città aperta) – Director: Roberto Rossellini – Italia - 1945

Por qué hay que verla: en una Italia destruida por la guerra, Roberto Rossellini filma la película fundacional del neorrealismo italiano bajo tres premisas que cambiaron la historia del cine: uso de actores no profesionales, rodaje en escenarios naturales e historias vinculadas a la realidad del espectador. Lo despojado como elección estética para retratar una Italia en ruinas.

Para tener en cuenta: en este film participan dos actores profesionales, una es Anna Magnani, diva del cine italiano.

Películas relacionadas: “Paisá” y “Alemania, año cero” completan la trilogía de la guerra de Rossellini.

 

Cantando bajo la lluvia (Singin’ in the rain) – Directores: Gene Kelly y Stanley Donen – Estados Unidos – 1952

Por qué hay que verla: no solo es uno de los musicales más famosos de la historia sino que es un clásico del cine sobre el cine. El conflicto del film es la llegada del cine sonoro y cómo las estrellas se deben adaptar a esto. Además, las coreografías son extraordinarias.

Para tener en cuenta: el cuadro musical que da título a la película es lo que ha tenido más trascendencia, pero el film está lleno de grandes momentos.

Películas relacionadas: “Un americano en París” de Vincente Minnelli

 

Los 400 golpes (Les quatre cents coups) - Director: François Truffaut – Francia – 1959

Por qué hay que verla: los críticos de cine de la Nouvelle Vague sentaron las bases para la renovación de un cine francés que consideraban arcaico. Con la llegada de las cámaras livianas, salen a filmar historias más cercanas al espectador y no temen romper con las reglas del montaje. El director como autor era su lema.

Para tener en cuenta: El plano secuencia final es imperdible. Truffaut filmó otras tres películas y un corto con el mismo actor, siguiendo la historia del protagonista.

Películas relacionadas: “Sin aliento” de Jean-Luc Godard, “Jules et Jim” de François Truffaut, “Hiroshima, mon amour” de Alain Resnais.

 

Psicosis (Psycho) – Director: Alfred Hitchcock - Estados Unidos – 1960

Por qué hay que verla: la famosa escena de la ducha con Janet Leigh pasó a la historia por el montaje (50 planos en 3 minutos) y el sonido para sugerir con eficacia una violencia que no se muestra. Además, porque esta escena implica la muerte de la protagonista a la mitad del metraje, una osadía que aún hoy pocos se atreven a repetir.

Para tener en cuenta: la película sigue tan vigente como cinco décadas atrás, como buena parte de la filmografía sonora de Hitchcock.

Películas relacionadas: “Vértigo” y “Los pájaros” de Alfred Hitchcock.

 

Persona – Ingmar Bergman – Suecia – 1966

Por qué hay que verla: Bergman rompe con el clasicismo visual y hace esta obra experimental e innovadora que no se parece a nada y retrata el creativo y turbulento mundo del director.

Para tener en cuenta: puede no entenderse a la primera.

Películas relacionadas: “El séptimo sello” y “Fresas salvajes” de Ingmar Bergman (aunque son más clásicas).

 

2001, odisea del espacio (2001: A Space Odyssey) – Stanley Kubrick – Estados Unidos - 1968

Por qué hay que verla: sus efectos especiales, su estilo visual, su realismo, su retrato épico de la humanidad. Marcó un antes y un después en el cine de ciencia ficción.

Para tener en cuenta: sus más de dos horas pueden hacerse sentir.

 

El Padrino I y II (The Godfather) – Director: Francis Ford Coppola - Estados Unidos – 1972 /1974

Por qué hay que verla: su impacto cultural, su elenco, piedra fundadora de las historias audiovisuales sobre mafiosos.

Para tener en cuenta: la primera parte incluye algunas de las escenas más clásicas del cine, pero la segunda es considerada la mejor.

Películas relacionadas: “El Padrino III”, aunque se la considera muy por debajo del nivel de las dos primeras.

 

Annie Hall - Dos extraños amantes – Director: Woody Allen – Estados Unidos - 1977

Por qué hay que verla: la inteligencia, las obsesiones y la audacia de los guiones de Woody Allen encuentran su punto cumbre con esta película, en la que no teme hablar a cámara y jugar con los elementos visuales a su antojo. Y todo eso para contar una historia de amor.

Para tener en cuenta: una de las obras más lúcidas de Woody Allen, para muchos, la mejor.

Películas relacionadas: “Manhattan” de Woody Allen.

 

¿Cuántas has visto? ¿Qué otras películas agregarías a la lista?

Más sobre Cine

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X