Inicio » Cine » Equipo

Ant-Man: ¿Está a la altura del imperio Marvel?

Finaliza la denominada fase 2 del universo cinematográfico de Marvel; más que preguntas, nos quedamos con respuestas y expectativas acotadas.

Partamos de la base que  Avengers: Age of Ultron fue una buena película y que, aunque muchos no lo supieran, no era el cierre de la fase 2 de Marvel. Recordemos que estas llamadas “fases” comenzaron con Iron Man (1), por allá por el 2008; la 2, que cierra Ant-Man, fue precedida Iron Man 3 y continuada por Thor: The Dark WorldCaptain America: The Winter SoldierGuardians of the Galaxy y Avengers: Age of Ultron.

Esta última sufrió el golpe de taquilla que marcaron Furious 7 y Jurassic World, subiendo con ello la presión y las expectativas a la cinta del Hombre Hormiga. Convengamos que hasta hoy Marvel ha hecho el trabajo, y la decena de películas que comenzó a enlazar y entrecruzar tienen sentido y cada una alimenta la expectativa de su sucesora. Punto para ellos.

Ant-Man es una buena película, entretenida, familiar y ambiciosa, tal vez no exitosa en esto último, pero resulta ser un buen respiro entre aventuras épicas, destructivas y cargadas de ego; como lo son las aventuras de Stark y compañia. Es importante destacar que la cinta en cuestión es un “sobreviviente” y sus fallas van asociadas completamente a ello. Su producción estuvo llena de sobresaltos, siendo el más importante de ellos la renuncia del que seria el encargado de llevar el proyecto a cabo, Edgar Wright (Scott Pilgrim vs. The World), director amado en la comunidad geek que prometía entregar todo su estilo y estética a la cinta que haría debutar al héroe multi-tamaño. Muchos se preguntarán porque la relaciónWright/Marvel no prosperó, es simple, Kevin Feige (presidente de Marvel y primer encargado de la continuidad del universo de cintas) y Joss Whedon. Estos ya reconocidos productores no quisieron que el estilo visual narrativo de Wright “ensuciara” el resto de las películas del universo Marvel; estas son las famosas “diferencias creativas”.

Finalmente Ant-Man es dirigida Peyton Reed, director de series (New Girl) y algunas cintas comedia (Yes, Separados), quien cumple con mezclar (bien y mal) la presentación de un nuevo héroe -y lo épico que puede significar esto-, incluir humor necesario y dar el drama para explicar la detonante de los conflictos. A primera vista la cinta va en la línea de lo que son las denominadas “heist film” (o película sobre robos), ahí recordamos propuestas como Ocean’s Eleven y The Italian Job, pero lamentablemente pierde el hilo o se “corta el rollo” como se dice. En este sentido Ant-Man tiene su propio estilo, a veces deficiente, pero lo tiene; tal como lo tuvo Captain America: The Winter Soldier (cinta de intriga política, espías y acción), Thor (puesta en escena algo shakesperiana, respetando a este último) y Guardians of the Galaxy (aventura espacial estilo Star Trek o Star Wars, guardando distancias).

Ahora nos preguntaremos, ¿como flota este barco?. La respuesta está en los actores. Sacando de la ecuación al “malo” de turno, Darren Cross (Yellowjacket), interpretado por un a veces sobreactuado -pero cumplidor- Corey Stoll; tenemos a figuras como Michael Douglas (Dr. Hank Pym), Evangeline Lilly (Hope van Dyne) y un notable y creíble Paul Rudd. Es este trío es el que se roba las miradas, genera empatía y navega un barco con mucha corriente en contra, producto del relato lleno de saltos y cortes. Notas al margen par la tropa de ladrones cómplices, esteriotipos por donde se les mire, pero chistosos al fin.

Poniendo en perspectiva lo que fue la segunda entrega de Los Vengadores y lo que ya vimos en Ant-Man, ¿habrá sido una buena elección usar a esta última como cierre de la fase 2?. En nuestra humilde opinión, sí.

Las razones son simples: Ant-Man entrega los primeros elementos de lo que será el debut cinematográfico del Doctor Strange, elemento clave para poder mezclar alteraciones en el tiempo/espacio y las famosas gemas; y además nos da el intermedio ajustado de lo que será Captain America: Civil War, al que nosotros llamamos “el respiro”.

Algo es seguro, mientras está “bola de nieve” sigue creciendo, a muchos también nos crece el miedo que Marvel empiece a pisarse los pies, enredar y con ello aburrir a la masa crítica. Aún así te tenemos fe…

 

Más sobre Cine

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X