Inicio » Cine » Equipo

“Aviones: Equipo de Rescate”, un buen panorama para vacaciones

Los aviones salidos del mundo de "Cars" nuevamente sorprenden y se transforman en un buen panorama para los niños de la casa.

Érase 2013 y Disney se disponía a estrenar, directo al DVD, “Planes”; una cinta inspirada en el mundo de autos, aviones y maquinarias parlantes creadas por la exitosa cinta “Cars” y que nos contaría la historia de “Dusty”, un avión fumigador con sueños de ser campeón de una carrera de aviones que se desarrolla alrededor del mundo. Disney junto a su división de animación y John Lasseter (uno de los cerebros de Pixar) fueron los responsables y ante la sorpresa de muchos, “Planes” finalmente se estrenó en cines y con un inesperado éxito de taquilla.

La secuela era algo casi lógico y tras un poco más de un año del estreno de la primera parte llega a nuestros cines “Planes: Fire and Rescue” (“Aviones: Equipo de Rescate” para el público de habla hispana). Acá la extensión de la historia nos lleva a un escenario nuevo y más dramático que el anterior. Si antes “Dusty” sufría por querer ganar una carrera, siendo de pasada algo egoísta para algunos, hoy nuestro protagonista se embarca en una aventura donde el trabajo en equipo, la amistad y un sin número de valores son la columna vertebral de un relato que supera con creces a su antecesora.

La historia es simple, “Dusty” descubre una falla en la transmisión de su motor que le impedirá seguir compitiendo como avión de carrera, esto -y otras cosas- lo empujan a hacer el curso de “avión bombero” donde vivirá la nueva aventura de su vida. Solo algunos personajes claves de la cinta uno se repiten el plato, esto para dar espacio al desfile de caras nuevas. Estas caras son lideradas por “Blade Range”, un helicóptero de rescate, antes policía/actor, que hoy lidera a los bomberos aéreos de élite que protegen el “Parque Nacional Piston Peak”; el resto del equipo son hidroavión llamada “Lil’ Dipper” (fan de Dusty), una avión militar (similar a un C-130 modificado) llamado “Cabbie”, un místico helicóptero de carga (parecido a un Sikorsky CH-54) conocido como “Windlifter” y una tropa de grúas horquillas ultra modificadas, lideradas por un todo terreno compacto, este último particular grupo responde al nombre de “Smokejumpers”.

La cinta es rápida (dura algo así como hora y media) y con un guión poco ambicioso, punto bajo quizás para una historia que de todas formas atrapa y deja algo. Mucho humor blanco, que sacará risas a niños y adultos, cargado de acción y escenas pensadas para el 3D (esto podría resultar algo agobiante para los más pequeños), todos puntos altos para una película de la cual se podría haber esperado menos.

Seamos justos, esta es una película  para niños y hay que juzgarla como tal, no estamos hablando de algo tipo “Toy Story” y similares. Bajo ese paraguas la película cumple a cabalidad su fin, se escapa favorablemente de su predecesora, hace reír, deja moralejas y -nos- hace soñar con autos y aviones parlantes. Al fin y al cabo son los niños los que están de vacaciones…

DATOS

  • La versión original en inglés cuenta con la voces de épico Ed Harris (The Rock) para “Blade Range”, Dane Cook (Spiral) para “Dusty” y Julie Bowen (Claire en Modern Family) para la hiperventilada “Lil’ Dipper”.
  • “Blade Ranger” lleva escrito en su cola el número 301, que es el mismo que tiene el helicóptero de la base aérea Hemet-Ryan del cuerpo de bomberos Cal Fire, quienes asesoraron a los productores de la cinta.
  • El primer “avión bombero” fue un avión fumigador, el cual fue modificado para acabar con el incendio forestal que amenazaba el Bosque Nacional Mendocino de California en 1955.
  • El piloto acrobático de helicópteros, Chuck Aaron, ayudó a los realizadores a que reprodujeran su vuelo para hacer más realistas las piruetas de los helicópteros en la película. Las peligrosas maniobras que “Blade Ranger” realiza son reales y fueron validadas por el acróbata.

Más sobre Cine

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X