Inicio » Cine »

El romance prohibido de Cary Grant con otro actor: El secreto mejor guardado del admirado galán

Cary Grant debió mantener en secreto su relación con el actor Randolph Scott, debido a las presiones de Hollywood para ocultar su sexualidad.

Guía de: Cine

Cary Grant fue el yerno ideal y el marido soñado para las mujeres que a mediados del siglo XX iban al cine con un único objetivo: verlo. Él, el máximo galán del cine, el actor respetado, el de la sonrisa perfecta y el porte irresistible. Sí, él, el que se casó cinco veces y tuvo una hija. Él, que vendía entradas y era el rey de Hollywood. Él, que era gay.

cary-grant

Cary Grant

Los rumores sobre la sexualidad de Cary Grant estaban ahí, en ese terreno de lo no dicho, de lo que es preferible callar. Así fue. Sin embargo, el paso del tiempo fue trayendo distintas confirmaciones sobre lo que los estudios de Hollywood buscaron ocultar: Cary Grant era homosexual.

Su gran amor fue otro actor, Randolph Scott, de perfil más bajo, a quien conoció en 1932, durante el rodaje de “Hot Saturday”. Grant tenía 28 años, Scott, 34. Nunca ocultaron su amor, si es que ocultar significa negar, pero los estudios lo hicieron por ellos. No era solo una cuestión de conservadurismo, sino de dinero: si se sabía que el hombre favorito de las espectadoras era gay, la taquilla podría sufrir las consecuencias.

cary-grant-randolph-scott-3

Cary Grant y Randolph Scott

Entonces lo casaron. Y no una, sino cinco veces. Cary Grant contrajo matrimonio con Virginia Cherrill, Barbara Hutton, Betsy Drake, Dyan Cannon y Barbara Harris. Casi todas sus uniones fueron breves y fue de su cuarto matrimonio que nació su única hija, Jennifer Grant, en 1966, cuando el actor tenía 62 años.

Sin embargo, las bodas fueron una pantalla que sirvió solo en parte para acallar el pretendido secreto. La relación de Cary Grant con Randolph Scott había comenzado antes de que las alianzas intentaran tapar la verdad. Según diversas fuentes, tras conocerse en 1932, ambos actores se mudaron a una mansión, donde convivieron hasta sus respectivos matrimonios.

En 1933, posaron para la revista Modern Screen en situaciones de la vida cotidiana como leer, nadar, entrenar y jugar al backgammon, desde la mansión donde vivían. Dos hombres ricos viviendo juntos en los años ’30 llamaban la atención. Al año siguiente, llegó la primera consecuencia: Grant se casaba con su primera esposa. En 1936, Scott haría lo mismo y en 1944 contraería matrimonio por segunda vez. Nada como un anillo en el dedo para sepultar rumores incómodos.

cary-grant-randolph-scott-1

Cary Grant y Randolph Scott

Mientras que para el público ambos eran esposos ideales que conquistaban a las bellas de Hollywood fuera y dentro de la pantalla, en la intimidad todo era bien distinto. El amor entre ambos actores desafió el tiempo y las bodas. Dicen que nunca dejaron de verse.

Testigos de un amor prohibido

El crítico de moda Richard Blackell declaró que Cary Grant y Randolph Scott  “estaban profunda, locamente enamorados”.

Un camarero del hotel Beverly Hillcrest escribió en sus memorias que durante los años ’70, vio a Grant y Scott juntos en el restaurante “sentados casi escondidos y tomados de las manos.”

El biógrafo del compositor Cole Porter también hizo declaraciones sobre la sexualidad del famoso actor: “Porter y Cary Grant frecuentaban la casa de lujo de prostitución masculina en Harlem, manejada por Clint Moore y secretamente popular entre las celebridades gay”.

cary-grant-randolph-scott-2

Cary Grant y Randolph Scott

Cary Grant en el cine

La vida del galán máximo del cine estuvo lejos de ser fácil. Además de tener que ocultar un romance buena parte de su vida adulta, sufrió de alcoholismo, una adicción que solo superó consumiendo LSD.

Pero en la pantalla, Cary Grant fue todo eso que Hollywood pretendía que fuese: el protagonista del sueño americano, el macho alfa que exudaba masculinidad y galantería en las mismas dosis. Trabajó en una gran cantidad de películas, muchas de ellas con los grandes directores de la época, como Howard Hawks, George Cukor y Michael Curtiz.

Filmó auténticos clásicos del cine junto a Alfred Hitchcock, quien lo dirigió en cuatro ocasiones, destacándose “Para atrapar al ladrón” de 1955 e “Intriga internacional” de 1959. Los años ’50 fueron suyos. En 1957 protagonizó una de las películas románticas más famosas del cine, “Algo para recordar”, junto a Deborah Kerr.

Cary Grant falleció el 29 de noviembre de 1986, a los 82 años. Randolph Scott lo sobrevivió solo unos meses más, hasta el 2 de marzo de 1987, cuando murió a los 89 años.

La historia de Cary Grant tuvo muchos puntos en común con la de otros astros de la época que debieron ocultar su homosexualidad. Uno de estos galanes fue Rock Hudson, el primer famoso en morir de SIDA. Aquí puedes leer su historia.

Más sobre Cine

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X