Inicio » Cine »

“El silencio de los inocentes” cumple 30 años: El accidentado camino que sufrió para llegar a los cines

La película sorteó varios obstáculos hasta que logró filmarse y arrasó entre el público y la crítica.

Guía de: Cine

Estrenada en 1991, “El silencio de los inocentes” no tardó en convertirse en una de las películas más relevantes de la historia del cine. Con un villano tan diferente como aterrador y una protagonista audaz, la película sorprendió al público pero también a la industria.

Como ha pasado con otras grandes cintas, “El silencio de los inocentes” tuvo sus contratiempos para ser llevada al cine. El desafío no era técnico, sino argumental. La idea de un asesino caníbal espantaba a los actores y actrices a los que se les ofrecía el papel. Productores y directores abandonaban el proyecto, que parecía inviable.

Thomas Harris es el autor de la novela homónima en la que se basa el film y su propuesta no era simple: La agente del FBI Clarice Starling debe recurrir al doctor Hannibal Lecter, un asesino caníbal convicto, para intentar atrapar a Buffalo Bill, otro psicópata de la peor calaña.

el silencio de los inocentes curiosidades

Según detalla Matías Bauso en Infobae, el primer interesado en llevar el libro al cine fue el actor Gene Hackman. Compró los derechos, consideró él mismo ser Hannibal y además dirigir la cinta, pero terminó abandonando el proyecto. Fue entonces que el estudio convocó al director Jonathan Demme y a Ted Tally como guionista. La película empezaba a gestarse.

Lee también: A 30 años del estreno de “Ghost, la sombra del amor”: Rechazos, enojos y una escena de amor que hizo historia

El próximo desafío definiría la identidad de “El silencio de los inocentes” para siempre: La elección del elenco. Lo audaz de la historia alejó a varios intérpretes que por entonces eran candidatos naturales al papel por su perfil o su popularidad.

Para Hannibal Lecter, en un principio se había pensado en consagrados actores de carácter, como Jack Nicholson, Robert De Niro, Al Pacino y Dustin Hoffman. Más tarde, quien se convirtió en una opción real fue Sean Connery, pero el ex James Bond rechazó el papel.

Ahí fue cuando otro nombre, por entonces no tan conocido, comenzó a sonar: Anthony Hopkins. Su trabajo en “El hombre elefante” (1980) hizo que fuera considerado para el rol y el británico no lo dudó: “Es uno de los mejores papeles con los que me crucé en mi vida”. Y tenía razón. Un día después del ofrecimiento, aceptó, deseoso de que Hannibal Lecter no se le escapase.

el silencio de los inocentes hannibal lecter

Hannibal Lecter, uno de los máximos villanos del cine.

Clarice Starling también era un desafío. Se trataba de una heroína distinta, de aspecto frágil y temeroso, pero fuerte y brillante. El director llamó a Michelle Pfeiffer, quien aceptó, pero luego se arrepintió, alegando que la película era demasiado oscura. Otra estrella de la época también rechazó el papel: Meg Ryan. La actriz prefirió mantenerse dentro del género de la comedia romántica y declinó el ofrecimiento.

Laura Dern fue otra de las actrices propuestas por Jonathan Demme, pero el director no pudo convencer al estudio. Era demasiado desconocida para el público. Los directivos, en cambio, tenían su propia candidata: Jodie Foster. La actriz ya había expresado interés en el proyecto y hasta había querido adquirir los derechos del film. Clarice Starling ya tenía quien la interpretara.

Lee también: 6 actrices que fueron estrellas en los ’90 pero hoy apenas las recuerdan: ¿Dónde están?

Dos detalles extra completaron un combo perfecto. Ed Cubberly se dedicaba a fabricar máscaras para los arqueros de hockey sobre hielo y fue quien diseñó la mítica máscara de Hannibal Lecter.

Por otro lado, el director hizo un pequeño cambio que se alejó de lo que le decían los asesores, en función de crear escenas impactantes. En lugar de tener al villano en una celda con barrotes, lo puso detrás de un acrílico. Esto permitió que el intercambio entre Starling y Lecter fuera mucho más directo y aterrador.

el_silencio_de_los_inocentes curiosidades

“El silencio de los inocentes” costó 19 millones de dólares y recaudó unos 272 millones a nivel mundial. Fue la cuarta película más vista de 1991 y se coló en las premiaciones, arrasando. Pese a haberse estrenado en febrero, después de la temporada de premios, un año después, en marzo de 1992, obtuvo siete nominaciones al Óscar, de las que se llevó cinco.

La cinta se consagró en las cinco categorías principales: Mejor Actriz, Actor, Director, Guion y Película. Además, logró convertirse en el primer film de terror en ser elegido como cinta del año.

Anthony Hopkins, además, rompió un récord, al ser el intérprete con menos tiempo en pantalla (unos 25 minutos) en ganar como Mejor Actor. Su Hannibal Lecter es considerado por muchos el mejor villano de la historia del cine.

Hace poco, los protagonistas se reunieron y contaron más secretos de la película: Anthony Hopkins y Jodie Foster revelaron detalles de “El silencio de los inocentes”.

Más sobre Cine

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios