Inicio » Cine » Equipo

Furia de Titanes 2, ¿desastre titánico?

Perseo vuelve a la lucha y nuevamente tiene la no menor tarea de salvar al mundo de furiosos seres mitológicos.

Furia de Titanes 2

Foto: Warner Bros Entertainment

En Furia de Titanes 2, Sam Worthington vuelve a encarnar al semidios Perseo quien, transcurridos 10 años desde la épica lucha en la que salva a la humanidad, hoy es padre del pequeño Helio (John Bell) y solo busca una vida apaciblemente junto a él. Nada de esto será posible, ya que los dioses nuevamente están en entredicho y la falta de fe por parte de la humanidad han hecho que estos pierdan el control de los titanes (parecido a lo que pasa en “Hércules” de Disney).

Aprovechando este contexto en Furia de Titanes 2, Kronos (el primero de los titanes) junto a Hades (Ralph Fiennes) y Ares (Edgar Ramírez) -el mismísimo padre de Zeus (Liam Neeson)- llevan a cabo la captura del Dios del Trueno, obligando con ello a Perseo a volver a la acción. Debutan otros personajes como Andromeda (Rosamund Pike) y el rey de los mares Poseidón (Danny Huston), junto a su hijo Agenor (Toby Kebbell), estos figurarán como aliados de Perseo. Para quiénes vieron en su juventud “Los Caballeros del Zodiaco” quizás se sientan ofendidos.

Furia de Titanes 2

Foto: Warner Bros Entertainment

La bella Rosamund Pike interpreta a Andrómeda.

Toby Kebbell en una entrevista confesaba que la calidad artística de Furia de Titanes 2 nunca lo convenció (los US$ pueden más), pero estaba seguro que a sus amigos y sobrinos iba a encantarles. Kebbell, conocido por su actuación en “RocknRolla” (2008), quizás resume lo que buena parte del público -de la primera cinta- sintió al abandonar la sala. “Furia de Titanes 2″ es una película que explota literalmente y aprovecha en demasía todas las herramientas de animación digital + 3D disponibles y logra un show entretenido, llamativo y que convence; pero esto no basta cuando tienes a tu haber una precuela que dejó la vara -un poquito- alta. Solo algo que rescatar, Sam Worthington se consolida como figura del cine de aventuras+acción, convence y se autogenera un espacio en aquella disputada categoría actoral.

Esta secuela, ahora dirigida por Jonathan Liebesman (Battle: Los Ángeles y otras películas del género terror), no refleja más que la manía de la industria de llevar -a la fuerza- la mitología a la pantalla grande y su mediocre desarrollo e investigación de esta misma. Imposible no recordar con Furia de Titanes 2 la reguleque “Inmortales” y la no recomendable llamada “Percy Jackson y los dioses del Olimpo”. Gracias Hollywood por favor NO concedido.

Más sobre Cine

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X