Inicio » Cine » Equipo

“Guerra Mundial Z”: El apocalipsis zombie y la tensión máxima

Esta es la película que hizo incursionar a Brad Pitt en la moda de los zombies, "Guerra Mundial Z" llega mostrar el fin del mundo.

Primero, para poner en contexto. “Guerra Mundial Z” -o “World War Z”- es una película basada en el best seller homónino del escritor Max Brooks. La novela es una recolección de relatos orales de sobrevivientes del apocalipsis zombie que afectó a la humanidad.

Aprovechando el boom de los zombies, Paramount junto a otras productoras, incluyendo a Plan B de propiedad de Brad Pitt, compraron los derechos del libro para adaptarlo al cine. Finalmente más que una adaptación propiamente tal, la producción de la cinta tomó el libro como una inspiración de acontecimientos y algunos detalles argumentales, todo en pro de hacer rodar una historia en torno a un solo personaje, Gerry Lane, empleado de la ONU encarnado por Pitt. Este será el responsable de tratar de salvar la humanidad e iniciar la búsqueda de una cura.

Para la cinta el elenco lo completan Mireille Ecos (serie “The Killing”), la actriz israelí Daniella Kertesz, James Badge Dale (Iron Man 3), entre otros. Todos dirigidos por el director alemán Marc Foster (Quantum of Solace).

La producción y sus costos

Para ser una película cara y con presupuestos disparados (más de 200 millones de dólares), no es una obra que compense lo primero. Si bien es una película bien lograda, creíble y poseedora de una tensión de principio a fin, el libro en el que fue basada daba para mucho más. De hecho, siendo súper objetivo, daba más para una serie de televisión rentable, que incluso podría ser mejor que “The Walking Dead” y sin tener que gastar una millonada.

El único buen negocio ahora sería quizás incluir en el Blu-Ray el otro final que se grabó para la película, el cual la producción desecho por “malo”, siendo justamente esto la mayor razón del alza de los costos de la película. Dicen los rumores que en este primer final Pitt compartía el protagonismo con el personaje encarnado por Matthew Fox, que pasa casi desapercibido en la entrega final.

Lo imperdonable

Los seres humanos infectados sufren una rápida transformación a zombies,  son veloces y además levemente “mutantes”; algo muy alejado de la versión de Max Brooks que los muestra como resucitados sanguinarios (a todo esto, poco y nada de sangre se ve en la cinta), portadores de una epidemia en minutos invisible, hecho que favoreció el esparcimiento y desencadenó el conocido como “Gran Pánico”. El desarrollo de esta línea argumental, basada en hechos históricos y políticas de estado reales son a fin de cuenta el gran atractivo de la novela.

Lo que hay que saber

Si usted leyó la novela ($8000 en librerías, también disponible un audiolibro en internet) disfrutará de cierta terminología y cruce de nombres que se usan para armar el argumento y quizás logrará entender/disfrutar mejor algunas cosas (a diferencia de alguien que no leyó el libro).

No pasan desapercibidos los claros guiños a películas del pasado como “28 días (semanas) después”, tanto en el “diseño” de los zombies como en la banda sonora. Por último hay un par de secuencias que no están hechas para cardíacos y hacen reflotar a un cinta que casi se autodestruye en partes.

En resumen “World War Z” sin ser una película mala, es sumamente recomendable; pero lamentablemente solo entra a engrosar la lista de películas de ciencia ficción que podrían haber sido maestras.

Más sobre Cine

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X