Inicio » Cine »

¡Huye!: ¿Por qué esta película de terror de bajo presupuesto es la gran sorpresa del año?

Dirigida por el debutante Jordan Peele, este film de terror se ha convertido en un éxito mundial.

Guía de: Cine

Toda película encuentra sus detractores y “¡Huye!” (“Get out!”) no será la excepción. Sin embargo, la respuesta de la crítica y el público a la ópera prima del director Jordan Peele ha convertido al film en una de las sorpresas del año. Y merecido lo tiene.

Es que, vamos, ¿cuántas películas de terror de estrenan al año? ¿Cuántas de estas historias hablan de casas embrujadas o actividad paranormal? Muchas…

¿De qué se trata?

Chris (Daniel Kaluuya) es un joven afroamericano que está de novio con una chica blanca (Allison Williams) y finalmente ambos viajarán a la casa de los padres de ella en las afueras de la ciudad. Familia blanca con amigos blancos y algunos extraños sirvientes afroamericanos. Todos parecen recibir de maravillas a Chris, sin oponerse al romance interracial. Todo es demasiado perfecto, sospechosamente amable.

huye-elenco

Daniel Kaluuya y Allison Williams son una pareja interracial en “¡Huye!”

¿Terror o no terror?

Es cierto, “¡Huye!” no es terror tradicional, de ese en el que la chica está en el año y aparece una sombra en el espejo, o de ese que tiene niños y perros extrasensitivos. No, esto es otra cosa.

Uno de los aspectos más interesantes de la película es que logra hacer una mezcla efectiva de géneros. Pero “¡Huye!” no es terror, pensará algún lector, no sin algo de razón. La película es un thriller con dosis de comedia y terror psicológico. Sí, señores. Si creen que esa combinación es imposible, entonces miren “¡Huye!”.

Otro aspecto curioso y muy original es como Jordan Peele, guionista además de director de la película, usa la cuestión racial como motor narrativo. “¡Huye!” tiene el ingenio de hablar del choque entre blancos y afroamericanos en Estados Unidos pero desde una postura distinta a todo y se vale de este elemento para generar una atmósfera sombría. Todo está entre líneas, latente, a flor de piel. Se simula, pero ahí está, a punto de explotar de la forma menos esperada.

GetOut

Daniel Kaluuya en “Get out” / Universal

Bajo presupuesto, altos resultados

Con pocos rostros realmente conocidos en el elenco (Catherine Keener, musa del cine independiente estadounidense, es la cara más familiar), “¡Huye!” tuvo un costo de 4.5 millones de dólares, algo ínfimo en comparación con los rimbombantes títulos que llegan de Hollywood.

A veces los altos presupuestos parecen querer compensar un buen guion (¡ay!… eso que el dinero no puede comprar) y aquí queda demostrado no solo que una buena idea no necesita sumas delirantes cuando está bien ejecutada, sino que el público responde a películas de costo discreto y sin caras conocidas.

“¡Huye!” ha logrado recaudar hasta ahora 175 millones de dólares en Estados Unidos, convirtiéndose en la sexta película más vista de lo que va de 2017, más otros 75 millones de dólares recaudados en el resto del mundo.

Otro mérito del film es que logró estas cifras teniendo una calificación R, que en los cines estadounidenses implica que solo es apta para mayores de 17 años o menores acompañados por un adulto. Detalle no menor, pues es un límite a la hora de vender entradas.

De hecho, al día de hoy, la película se ubica en el puesto 20 de recaudación de toda la historia para una película calificada R.

Críticos felices, espectadores también

No es novedad que muchas veces las películas que logran grandes recaudaciones son defenestradas por la crítica especializada, pero a veces, esos dos mundos que parecen tan lejanos, coinciden.

En Rotten Tomatoes, “¡Huye!” obtuvo 99% de aprobación de los críticos y 88% por parte de los espectadores, mientras que en IMDB tiene una puntuación de 7.8.

“¡Huye!” es la grata sorpresa del año. Poco dinero, buenos actores, una historia creativa y un suceso de taquilla: justo lo que el cine necesita.

 

Más sobre Cine

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X