Inicio » Cine »

Jennifer Grey, la estrella de “Dirty Dancing”: El gran error que cambió su carrera

Ganó fama mundial por su protagónico en "Dirty Dancing" junto a Patrick Swayze, pero después todo cambió.

Guía de: Cine

Las cirugías estéticas en el mundo del espectáculo son moneda corriente. Y mientras muchos famosos se realizan pequeños retoques que pasan desapercibidos, hay otros que acaban volviéndose noticia. Sino, pregúntenle a Renée Zellweger. Pero lo que le pasó a Jennifer Grey es un caso aparte.

Jennifer Grey

Jennifer Grey

Corrían los años ’80: las hombreras, las polainas y las permanentes se imponían mientras sonaba de fondo la música de George Michael. Jennifer Grey había crecido en una familia de artistas y en el living de su casa seguramente había visto brillar el Óscar que ganó su padre, el actor Joel Grey, por su rol de maestro de ceremonias en “Cabaret” (1972).

A los 24 años, Jennifer tuvo un 1984 memorable. Debutó en cine con “Reckless” y trabajó en “Cotton Club” de Francis Ford Coppola. El mismo año participó de “Amanecer rojo” y su nombre apareció junto al actor al que quedaría ligada por el resto de su carrera: Patrick Swayze.

“Dirty Dancing”: el gran éxito

En 1987 se estrenó “Dirty Dancing” y la década del ’80 ganaba un nuevo ícono pop. Jennifer Grey dio vida a Baby Houseman, una jovencita inocente que durante sus vacaciones de verano se enamora de Johnny Castle (Patrick Swayze), un experimentado profesor de baile mayor que ella. El romance, el baile y la rebeldía juvenil se consuman en el cuadro final, el memorable baile de ambos al ritmo de “(I’ve had) The time of my life”.

 

La película fue un éxito rotundo y la canción final se llevó el Grammy, el Globo de Oro y el Óscar. Jennifer obtuvo una nominación al Globo de Oro por su papel y, aunque no lo ganó, se quedó con un lugar en la historia del cine.

Pero, ¿cómo fue que la joven estrella pasó a ser casi una desconocida de un día para el otro? Porque eso fue exactamente lo que sucedió. A principios de los ’90, Jennifer Grey decidió hacerse una cirugía de nariz y quedó irreconocible.

celebritynosejobs.net

Jennifer Grey antes y después / celebritynosejobs.net

“Entré a la sala de operaciones como Jennifer Grey y salí como una desconocida. Fue como estar en un programa de protección de testigos o ser invisible”, dijo tiempo después la actriz sobre el mal paso en el quirófano. “Recuerdo haber ido a un restaurante que frecuentaba hacía años y pasar entre la gente. ‘¡Hola!’, les decía. Nada”, explicó Grey, a quien ni sus amigos reconocían.

Ante las circunstancias, la actriz consideró comenzar desde cero con un nuevo nombre, pero finalmente desistió. Sus trabajos posteriores fueron en series y películas para la televisión. Grey pudo seguir dedicada a la actuación, pero el incidente afectó para siempre su carrera.

“Siempre seré esa actriz que una vez fue famosa y a la que nadie reconoce… por una cirugía de nariz”, reconoció Jennifer, resumiendo su insólita experiencia mejor que cualquiera.

Más sobre Cine

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X