Inicio » Cine » Equipo

The Fighter, historia de un vencedor

La cinta, que acaparó 7 nominaciones al Oscar, sigue la historia real del boxeador irlandés Micky Ward, y cómo la tortuosa unión de su familia lo ayudó a convertirse en campeón mundial.

The Fighter” es el típico relato donde el espectador se sumerge en los modestos orígenes del protagonista que terminó en lo más alto alcanzando la gloria, pero se aleja de aquellos films que sólo se sustentan en dramas y calamidades quebrantadas. Es una producción que no solo pone la mirada sobre la adversidad, sino que también sobre la falta de compromiso, el egoísmo, la redención, y la unión.

Foto: El Mercurio

La cinta de Mark Walhberg y Christian Bale puede ser una de las sorpresas en los premios Oscar.

Dirigido por David, O. Russel, The Fighter (El Vencedor) comienza con el relato de la exitosa vida de un boxeador como escenario de un particular documental de la HBO. Es 1995, y el “orgullo de Lowell” Dicky Eklund recuerda, junto a su hermanastro menor Micky, sus mejores años en el ring. Dicky parece ser la estrella de este trabajo audiovisual, pero el protagonismo del film comienza a desviar su mirada, ya que Micky, el “irlandés”, interpretado por un sólido Mark Wahlberg (productor del film) desea seguir los pasos de su hermanastro, su mentor, quien lo entrenará hasta alcanzar su sueño, pero la cuestionada vida de excesos, drogas y alcohol de su instructor, lo tiene en la cuerda floja.

En The Fighter, el rol de Dicky está a cargo de un impecable Christian Bale, quien personificó al extremo a este personaje que, curiosamente, fue rechazado por Matt Damon y Brad Pitt, retrasando las filmaciones por más de 2 años. El actor galés es uno de los pilares fundamentales de la historia de The Fighter donde su dura interpretación, que a veces pareciera ser la principal, le valió un Globo de Oro y una nominación al Oscar.

Melissa Leo es Alice Ward, la madre y manager de estos hermanos, una controladora matriarca que no duda en atacar cuando alguien entra en su territorio. Ella cree que la familia es el único núcleo que puede proteger los intereses de Micky, por lo que no dudará en sacar sus garras cuando aparezca Charlene, la joven novia interpretada por Amy Adams, quien lo único que desea es alejar a Micky de la mala influencia de su hermanastro. Ambas actrices optan al Oscar por sus potentes roles secundarios en The Fighter.

Pero The Fighter tiene un trasfondo más allá del típico relato sobre adversidades, y por eso justifica sus postulaciones al premio de la academia. Bajo el ring, existe una unión de elementos contrarios que deberán caminar por sobre la misma línea de fuerza, con un Micky que se niega a alejar a su hermano de su vida (este le ha enseñado todo lo que sabe) porque cree que solo no llegará a ninguna parte.

Más sobre Cine

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X