¿Cómo cuidar de las relaciones personales en vacaciones?

Sé flexible para comprender que cada persona tiene su propio orden de prioridades respecto a cómo disfrutar sus vacaciones.

Guía de: Coaching

Durante las vacaciones se convive mucho más con la familia. Esto tiene una doble perspectiva: se potencian los buenos momentos y las ilusiones compartidas, pero también se pueden producir desencuentros e instantes de aburrimiento y monotonía. ¿Cómo cultivar las relaciones personales en vacaciones?
Vacaciones

Imagen: Jimmy Scott

  1. En primer lugar, piensa en todos esos planes que te hubiese encantado compartir con tus amigos más cercanos a lo largo del año y que siempre has pospuesto para ese momento en el que tuvieras más tiempo. Ese instante ha llegado, aprovecha las vacaciones para retomar el contacto con personas a las que no puedes ver tanto como te gustaría.
  2. Busca espacios para estar contigo mismo: disfruta de una buena lectura, escribe relatos, manda postales a tus amigos… No es una buena idea caer en la dependencia de hacerlo todo acompañado por el simple hecho de estar de vacaciones.
  3. Sé flexible para comprender que cada persona tiene su propio orden de prioridades respecto a cómo disfrutar sus vacaciones. Lo importante es que tú tengas claro cuál es el tuyo.
  4. Existen placeres muy gratificantes como el de una buena siesta. Lo importante es que te des caprichos que no te das el resto del año.
  5. Una buena comida es la mejor excusa para reunir a un grupo de personas queridas alrededor de la mesa, disfrutar de una conversación distendida y charlar sin mirar el reloj porque no existe la urgencia de acudir a una reunión de trabajo inesperada. Apaga el teléfono móvil para evitar cualquier tipo de interrupción innecesaria.
  6. Haz un regalo a algún amigo al que quieres mostrar tu afecto. No tiene que ser el día del cumpleaños para tener un detalle de cariño.

Más sobre Coaching

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X