10 simples consejos para cultivar la felicidad en la vida diaria

Te damos las claves para conectar con la experiencia de ser feliz.

Guía de: Coaching

10 consejos para cultivar la felicidad en la vida diaria

La rutina de un nuevo día no tiene por qué ser totalmente idéntica a la jornada previa. La creatividad en la existencia es uno de los ingredientes necesarios para impulsar este encuentro con la felicidad. De este modo, no quedas a la espera de que la felicidad llegue de manera inesperada, sino que tú sales a su encuentro como creador de momentos especiales.

En Guioteca te damos diez consejos para cultivar el arte de ser feliz en la vida diaria:

1. Recuerda que cada momento es efímero. Y esta brevedad aporta valor al instante cuando vivimos una experiencia como un regalo. Intenta no estar a la expectativa de aquello que pasará mañana. Planifica tu semana pero potencia la presencia consciente en el día a día.

2. Vuelve a intentarlo de nuevo en el día de hoy. No siempre es fácil cultivar la felicidad en la vida diaria, sin embargo, cada nuevo día te ofrece nuevas razones para aproximarte a esta meta. No pongas tu felicidad en el resultado, sino en el aprendizaje adquirido a lo largo del camino.

3. Reinvéntate. Porque cada nueva jornada te permite emprender nuevos retos, soñar otras metas, vivir plenamente y crecer como persona.

4. Incorpora nuevos hábitos que alimenten tu felicidad. Reflexiona sobre qué cambios quieres integrar para alimentar tu bienestar en el presente. Por ejemplo, quizá quieras dedicar un tiempo diario a la lectura.

5. Vive cada nuevo día de la semana con un propósito. El propósito del martes no tiene por qué ser idéntico al del lunes, por ejemplo. Sin embargo, el sentido de cada jornada aporta un nuevo significado a los instantes más cotidianos.

6. Busca el equilibrio en tu existencia. Encuentra esta armonía entre tu rutina profesional y tu vida personal. O, también, busca este equilibrio en tus relaciones para que este espacio compartido se complemente con un tiempo de soledad.

7. Reflexiona a partir de tu experiencia vital más reciente. El ritmo diario no siempre deja espacio a este tiempo de introspección. Esta reflexión en torno a la experiencia también puede darte claves importantes sobre la felicidad cotidiana. Por ejemplo, identifica qué instantes son más especiales para ti de lunes a viernes.

8. Intenta reducir el tiempo que pasas cada día en contacto con el teléfono móvil o el ordenador. Y dedica ese tiempo a otros fines, por ejemplo, leer, descansar, conversar…

9. Redecora tu casa y personaliza el espacio con detalles, complementos y colores que te gusten. Siente como propio el hogar en el que vives.

10. Trae la felicidad de momentos del ayer al presente a través del recuerdo de lo ya vivido. Es decir, amplía la experiencia de este día con aquellas alegrías que te acompañan más allá del paso del tiempo. Revive esta felicidad pero sin quedar atrapado en la nostalgia.

Más sobre Coaching

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios