¿Cómo cuidar la salud mental? 10 consejos que seguro te van a servir mucho

Existen pequeños hábitos que pueden ayudarte a cuidar de ti mismo.

Guía de: Coaching

Cómo cuidar la salud mental

La salud es un concepto integral que no solo remite al plano corporal, sino también al ámbito emocional. Existen pequeños hábitos que pueden ayudarte a cuidar de ti mismo. ¿Cómo cuidar la salud mental?

1. Es importante establecer hábitos cotidianos porque el valor de la rutina ayuda a establecer un orden en el estilo de vida. El valor de lo previsible aporta seguridad en la agenda.

2. Cultiva tu cuerpo a través de una alimentación saludable, la práctica de ejercicio físico y el descanso.

3. Alimenta tu mente a través de la lectura, la realización de ejercicios de visualización positiva, comparte momentos de soledad, disfruta de espacios de amistad, puedes realizar ejercicios de relajación…

4. Encuentra el equilibrio entre los objetivos a largo plazo y las metas inmediatas.

5. Llora cuando lo necesites porque el llanto es una forma de desahogo emocional muy terapéutica. Los sentimientos necesitan ser expresados de una forma natural. No tengas miedo de ser vulnerable al llorar ante un amigo.

6. Invierte tiempo en momentos de amistad ya que la amistad se deteriora si se descuida. Asumir la implicación personal en una relación de amistad es positivo para mantener el cariño a lo largo del tiempo. Aprovechar la vida al máximo es un signo de sabiduría.

7. Cuando una persona no puede hacer frente por sí misma a una situación de dificultad que se convierte en un punto de estancamiento emocional frecuente es positivo pedir ayuda profesional y hacer una terapia psicológica o un proceso de coaching.

8. Celebra tu día del cumpleaños con ilusión. Pero celebra con la misma ilusión el día de hoy. No dejes que tu felicidad esté condicionada por el día de la semana. Incluso el lunes puede ser un día fantástico.

9. Busca la felicidad a partir de tus propias circunstancias. Toma decisiones adecuadas para influir de un modo posible en tus circunstancias externas. No todo depende de ti.

10. Cuando exista una preocupación que te inquieta, compártela con un amigo de confianza. Hablar sobre las preocupaciones resulta terapéutico. Pero potencia también el hábito de charlar sobre tus ilusiones y causas de felicidad.

Puedes hacer una lista de cosas que no necesitas para ser feliz y ser fiel a tu orden de prioridades personales.

Más sobre Coaching

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X