La adicción por los selfies es síntoma de una baja actividad sexual

Se analizaron los casos de 800 personas acostumbradas a hacerse selfies con mucha frecuencia.

Guía de: Coaching

adicción selfies

Foto: Internet

El estudio Het van fotograferen ontbering en eenzaamhei (La fotografía de las dificultades y la soledad) que ha sido elaborado por  la Universidad Wageningen en Holanda establece una relación entre la adicción al selfie y la inseguridad personal y la baja actividad sexual. Según esta investigación “los adictos al selfie evalúan su nivel de bienestar en la imagen que construyen de sí mismos, empleando la tecnología para manipular la imagen real y así vender algo que no existe, sin entender que la vida no es photoshop”, es decir, que la imagen que tienen de sí mismos no encaja al cien por cien en aquello que quieren mostrar a nivel externo a través de sus fotos.

Para llevar a cabo este estudio se analizaron los casos de 800 personas acostumbradas a hacerse selfies con mucha frecuencia.

La tecnología es un bien que está al servicio del ser humano, pero existen momentos en los que la persona puede cruzar la línea del equilibrio al depender en exceso de la técnica. Existen personas que constantemente comparten fotos de su rutina cotidiana a través de las redes sociales convirtiendo así la felicidad en una especie de escaparate en el que lo que importa es lo que se muestra ante los demás.

Lo cierto es que a nivel de inteligencia emocional sería todo un reto positivo coleccionar más momentos felices vividos con el corazón y menos selfies, porque lo que de verdad importa es lo que se vive a nivel interno. Muchas selfies están llenas de sonrisas que no son verdaderas.

Más sobre Coaching

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X